Escucha esta nota aquí

¿Sobre qué gira la conversación de una gran mayoría de personas cuando se reencuentra con amigos del cole, de la promo o, de la U? Pues según la reconocida sicóloga, conferencista, empresaria y escritora Tuti Furlán, el tenor de la charla en esos encuentros gira sobre las travesuras y ocurrencias de la niñez y juventud.

Así, recordamos como gran hazaña la ocasión en que nos escapábamos de clases; cuando ante el examen sorpresa el copie salvador nos aseguraba una nota alta; cuando la broma al compañero rayaba en la imprudencia o cuando la respuesta al profesor pasaba el límite del atrevimiento.

“En una reunión, cuando todos sacábamos nuestras anécdotas y las compartíamos, me di cuenta de porqué estamos como estamos en nuestra sociedad: el que robaba era el héroe; el que humillaba al profesor era el astuto; el que no estudiaba, copiaba y ganaba era el ‘supercool’. Por el contrario, el que no copiaba o no daba copia era el malo; el que defendía a las víctimas era el tonto; el que denunciaba lo incorrecto era el ‘loser’ (perdedor)”, señala la motivadora.

Furlán afirma que estas actitudes nos demuestran que, en un mundo patas arriba, más allá de celebrar la amistad, las personas parecen celebrar la mediocridad, el abuso, la corrupción, las mentiras y las injusticias.

De este modo, la conferencista internacional pide imaginar a los gobernantes actuando de forma similar, es decir mintiendo, robando, insultando y corrompiendo. “Cuando recordemos y celebremos las anécdotas entre amigos, pero principalmente frente a nuestros hijos, tengamos cuidado de cuál es el mensaje que dejamos entre líneas, a quién aplaudimos, a quién condenamos, a quién premiamos y a quién castigamos. Porque lo que todos hacen no siempre es lo que necesitamos como sociedad. Lo fácil no siempre es lo correcto”, sentencia la motivadora, que pronto llegará a Santa Cruz.

Mayores informes al teléfono 322-8850 o al celular 620-02727.

Tags

Comentarios