Escucha esta nota aquí

Cuando se quiere se puede. Sin lugar a dudas. Sin importar las pandemias, terremotos o lo que depare el futuro, la educación sigue siendo la mejor manera de prepararse para conocer más e ignorar menos, ser capaz de comprender, razonar y distinguir qué es lo mejor para la vida en el futuro.

Eso lo tiene muy claro Rosario Aburdene Orihuela, cruceña, casada con Manuel Chirinos, ciudadano peruano, con quien radica desde hace cuatro años en la ciudad de Piura, Perú. Es auxiliar de enfermería y fisioterapeuta geriatra, trabaja como enfermera particular, haciendo terapias a domicilio.

Sin embargo, no solo se dedica a eso, también tiene un emprendimiento de comidas saludables, hace hamburguesas de lenteja, de quinua, galletas integrales, mermeladas sin azúcar y queques. Oficio que la llevó a buscar cómo incrementar sus conocimientos en el sector gastronómico. Por ello, sigue los cursos de Para Ellas y la UDI desde la ciudad que la acoge.



Así se expresa, muy emocionada, al ser contactada desde su tierra natal, para que cuente su travesía con las recetas y las clases virtuales, desde esa ciudad tan lejana: “Estoy aprendiendo para la casa, y para el negocio, me gusta mucho la cocina y la repostería. Estoy muy agradecida por los cursos que imparte Para Ellas para incentivar a que las personas aprendan más y ahora desde sus casas de manera virtual”.

El chat por WhatsApp con la coordinadora de los cursos es un recurso que acorta distancias y las clases virtuales de los jueves con el apoyo del chef Fernando Catalán refuerzan lo que se imprime en tu revista de los miércoles. 

Por esto, es posible que Rosario siga los cursos sin problemas. Realiza las prácticas de las recetas y pasa las fotografías; así también aprobó el curso y participó del acto de clausura, a través de la plataforma Teams de la UDI.



Por todo ello, aconseja que se debería incentivar a los más jóvenes, “para que se capaciten a distancia a través de los cursos que se publican en EL DEBER, es una forma de aprender gratuitamente y con grandes beneficios, las clases son bastante productivas e interesantes”.

Se le tomará la palabra. Éxitos para ellas y los 140 alumnos que han sido certificados por la UDI en el curso que ha concluido, Cocina Saludable.

Comentarios