Escucha esta nota aquí

Hace 43 años, el médico cruceño Carlos Paniagua León, especialista en ginecología, oncología y mastología, llegó a Santa Cruz con el primer mamógrafo, al Instituto Oncológico del Oriente Boliviano. Una década después, Para Ellas le abrió sus páginas para iniciar la primera campaña de diagnóstico precoz de cáncer de mama, en el mes de octubre. Desde entonces se tiñó de rosa la iniciativa de este profesional que esperaba cumplir con su labor de salvar vidas.

La revista femenina de los miércoles de EL DEBER se sumó a la cruzada año tras año en una intensa lucha para sensibilizar a la población sobre la detección precoz de este tipo de cáncer. Esta tarea ha ido rindiendo frutos, como lo explica el impulsor de este movimiento, que han replicado muchos centros de salud privados y públicos.

A pesar que cada vez se han ido sumando más instituciones y plataformas digitales a las campañas de sensibilización sobre la importancia del diagnóstico precoz, este tipo de cáncer ocupa el segundo lugar de causa de muerte en Bolivia, después del de cuello uterino.

“Nuestra misión como médico es hacer un diagnóstico temprano, por eso iniciamos las campañas, pero no hay que bajar la guardia, hemos mejorado, hay más controles, más centros médicos que realizan diagnósticos, pero falta educación e información sobre el tema, para que las mujeres se hagan controles anuales y, cuando son diagnosticadas, no abandonen el tratamiento”, indica el especialista.

¿Por qué es necesaria la mamografía para realizar el diagnóstico del cáncer de mama?

Es muy necesaria porque a nivel mundial, la principal causa de muerte es el cáncer de mama. En el país, la segunda. 

La mamografía junto con la ecografía mamaria, puede hacer diagnósticos de tumores muy pequeños no palpables, ni por la paciente, ni por el médico. Por ello, es tan importante.

¿Hay otro método de diagnóstico?

La resonancia magnética y la mamografía laser. Pero la resonancia es un método invasivo, es un estudio que requiere mayor tiempo y costo. Usamos la resonancia cuando tenemos dudas y queremos que nos amplíe los otros estudios.

¿La mujer sana debe hacerse mamografías?

Ese es el estado ideal, no esperar a sentir algo anormal en la mama. Hay que concienciar a la mujer para que se haga su control anual, cuando crea que está sana

¿Desde qué edad se recomienda los controles y hasta cuándo?

A los 35 años se debe realizar una mamografía de base. Si es normal el resultado, se continúa con el esquema de diagnóstico anual, luego, desde los 40 en adelante.

Si la mujer tiene antecedentes de familiares con cáncer de mama, debe iniciar con los controles, desde los 20 años.

La mujer debe hacerse los estudios anuales hasta el último día, más allá de los 65 y 75 años, porque se ha diagnosticado cáncer en mujeres de la tercera edad. Este mal no discrimina.

El Dr. Paniagua promoviendo la campaña Octubre Rosa en el centro médico UDIME

Comentarios