Escucha esta nota aquí

Simone de Beauvoire

Fue un cerebro superdotado. Una pensadora incansable, un alud intelectual. Una máquina de escandalizar al pensamiento tradicional.

Sabía de latín, filosofía, matemáticas, literatura, sicología, fue filósofa, periodista, novelista, ensayista y crítica literaria. Pero sobre todo fue feminista. Y esa fue la columna vertebral de su vida.

Lo cierto es que sus trabajos sobre el papel de la mujer en la sociedad, así como su obra El segundo sexo, sirvieron de impulso a los movimientos feministas del siglo XX.

Fundó la revista Les Temps Modernes, que utilizó como vehículo para difundir la corriente filosófica existencialista a través de la literatura. Un existencialismo ateo y radical que más adelante se comprometió con el comunismo.

Fue compañera inseparable de Jean Paul Sartre pese a que nunca se casaron, porque los dos, en sus largos años juntos, decidieron optar por una completa libertad sexual. Según él, la unión con Simone era “un amor necesario”, pero debían permitirse “amores contingentes”.

Coco Chanel

Ha sido una de las mujeres revolucionarias del siglo XX, capaz de imponer su estilo y darle la vuelta al mundo de la alta costura de los años de entreguerras.

Coco liberó el cuerpo femenino de corsés y aparatosos adornos poniendo de moda una línea informal y cómoda, acorde con las aspiraciones de libertad e igualdad de la mujer de ese tiempo.

Nació en el seno de una familia humilde. Quedó huérfana de madre a los 12 años y su padre la internó en el hospicio de Corrèze, donde aprendió a coser con las monjas. Sus primeros pasos en el mundo de la moda los dio en 1914, cuando compró en las Galerías Lafayette docenas de sombreros que ella misma reformó para después sacarlos a la venta.

Fue un gran éxito que la animó a abrir su propia línea de ropa. Y con el paso de los años iría revolucionando prácticamente todos los ámbitos del mundo de la mujer. Desde el corte de pelo hasta los perfumes, pasando por los zapatos y complementos.

Todo ello sin saber dibujar ni hacer bocetos, por lo que creaba sus diseños sobre las propias modelos. Murió el 10 de enero de 1971.