Escucha esta nota aquí

En verano no apetece comer, porque el calor suele quitar el apetito, pero es muy importante seguir alimentando al cuerpo y ofrecerle las vitaminas que necesita. Los helados encantan a niños y adultos, pero los comerciales suelen llevar mucho azúcar, colorantes, aditivos y grasas saturadas. Por ello, lo ideal es apostar por hacer helados caseros, elaborados con ingredientes naturales y frescos.

El jengibre y la canela son refrescantes y deliciosos, también benefician la salud por sus propiedades expectorantes y antibióticas en contra de los contagios virales.

Si querés más consejos e información, consultale a la chef Nicole Wille, que atiende a las lectoras que se inician en la preparación de comidas y postres. Podés hacer contacto a través del celular 756-72722 o escribirle tus dudas al email: [email protected]



Helados de galleta

Ingredientes: 1⁄2 taza de azúcar, 1⁄2 taza de azúcar morena, 1 cucharadita de canela en polvo, 2 tazas de crema de leche, 1 1⁄2 tazas de leche evaporada, 1 1⁄2 cucharaditas de extracto de vainilla, 1 taza de galletas picadas.

Preparación: En un tazón mediano, combine los azúcares y la canela. Vierta la crema, la leche, la vainilla y revuelva hasta que esté bien unido. Cubra y enfríe durante 3 horas (o durante la noche). Aparte, congelar las galletas picadas. Vierta la mezcla en una máquina para hacer helados o ponerla en un recipiente de metal directo al congelador con las galletas picadas, mezclando bien parejo. Congele durante 4 horas. Servir con tarta de manzana, queda delicioso.



Helado de jengibre

Ingredientes: 1 taza de leche entera caliente, 4 yemas de huevo, ¾ taza de azúcar morena, 2 cucharaditas de jengibre molido fino, 2 tazas de crema de leche, 1 taza de almíbar casero o glucosa de maíz.

Preparación: En una olla, ponga agua a hervir para el baño María. Separar los huevos y reservar las claras para otra receta. En un tazón, batir las yemas de huevo y el azúcar hasta que estén pálidas y cremosas. Agregue lentamente la leche caliente a las yemas de huevo para templarlas y luego adicionar el jengibre molido y mezclando bien. Vierta a un bol para calentar a baño María, a fuego bajo, revolviendo siempre. 

Agregue la crema de leche y el almíbar, mezclando durante unos diez a quince minutos, hasta espesar la mezcla. Transfiera a una fuente con tapa y deje enfriar unos minutos antes de llevar al congelador por cuatro horas, idealmente durante la noche. Al momento de servir, acompañe con salsa de frutos rojos al gusto. ¡A disfrutar!



Helado de canela

Ingredientes: 1 ½ tazas de leche condensada, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 2 tazas de crema de leche bien fría, 4 cucharadas de canela en polvo, 1 pizca de sal.

Preparación: En un tazón grande, mezcle la leche condensada, el extracto de vainilla y la sal. Dejar a un lado. Batir la crema de leche con una batidora a velocidad media-alta hasta que se formen picos firmes, unos 3-4 minutos. Incorpora poco a poco la crema batida a la mezcla de leche condensada hasta que se combinen y ahora agrega la canela hasta que esté completamente mezclada. Vierta todo en un molde de metal enfriado, cubra y congele durante 5 horas. Es refrescante y delicioso.

Comentarios