Escucha esta nota aquí

“A pesar de que la sociedad ha logrado avanzar mucho con respecto al tema del machismo, aún existen muchas situaciones de discriminación de género que vivimos en nuestro día a día. Lo preocupante es que muchas veces no somos conscientes de que estos actos machistas ocurren y no solemos reconocerlos como tal”, afirma Isabel Gallardo de enfemenino.com

Pero, ¿qué es el sexismo? Es la discriminación basada en el sexo o el género de una persona y, aunque una de las formas de sexismo más frecuentes es contra las mujeres, no debemos confundir este término con el ‘’machismo’’ ya que el sexismo discrimina a ambos géneros.

Situaciones

Hay situaciones en las que, desgraciadamente y en pleno siglo XXI todavía nos enfrentamos. Cuidado con el lenguaje: No vamos a entrar en detalles sobre los usos correctos y reglas de nuestra lengua, si no en el significado y connotaciones que le damos. Todos hemos escuchado frases como, “corrés como una niña”, “sos una gallina”, “el color rosa es solo para las nenas, “los niños no lloran” o “no te vistás como una cualquiera”. Son frases despectivas que tienen significado negativo, por ejemplo, la última, es una expresión violenta.

Desde que somos niños y niñas, vivimos situaciones en las que se crean estereotipos y muchas veces lo hacemos de una manera totalmente inconsciente. Por ejemplo: “las niñas deben ir de rosa y los niños de azul”, “los chicos juegan al fútbol y las chicas van a clases de ballet”, “los niños son guerreros y las niñas princesas”. Es común fomentar ideas y estereotipos de rol como, “los niños son médicos y las niñas deben ser enfermeras”.

Mujeres

Las mujeres vivimos muchas situaciones sexistas en nuestro día a día, por ejemplo, cuando nos preguntan cosas como: “¿Cuándo pensás tener hijos?, “¿vas a casarte algún día?”, “¿dejarás tu trabajo después de tener hijos?”. En cambio, a los hombres nunca les hacen este tipo de preguntas. Debemos aprender a reconocer y a evitar las situaciones que promueven las diferencias que discriminan a las personas, sobre todo a las mujeres.

Si a una mujer le han ascendido en su trabajo, es gracias a su esfuerzo y valía y no por haberse acostado con su jefe. Si una mujer lleva una falda corta o mucho escote, no es una “buscona”, ni es una “fácil”.

El sexismo se refiere a todas las prácticas y actitudes que promueven un trato diferenciado de las personas en razón de su sexo biológico, del cual se asumen características y comportamientos que se esperan de las mujeres y los hombres. Lo más importante es educar a las futuras generaciones, para que nuestros hijos y nietos no tengan que sufrir en la sociedad todo por lo que llevamos luchando tantos años.

SOS Feminísima

La ley 348 define como la violencia contra la dignidad, la honra y el nombre a toda expresión verbal o escrita de ofensa, insulto, difamación, calumnia, amenaza u otras, tendenciosa o pública, que desacredita, descalifica, desvaloriza, degrada o afecta el nombre, la dignidad, la honra y la reputación de la mujer.

Si necesitás mayor orientación, llama a la abogada Silvia Suárez, al WhatsApp 773-42782.

SOS Feminísima/PARA ELLAS es un servicio gratuito.

Tags

Comentarios