Escucha esta nota aquí

Los supermercados venden diferentes tipos de tés de manzanilla, de naranja, de jengibre y de muchas otras hierbas aromáticas. Algunos, con nombres exóticos, prometen más buen sabor que salud; pero sobre todo los mates disponibles en las tiendas de alimentos y de productos naturales proclaman tener formidables beneficios terapéuticos.

Antes de probar las llamadas infusiones herbales o mates medicinales, infórmate primeramente acerca de las verdaderas propiedades (e incluso de los posibles peligros) que algunas de estas hierbas pudieran ofrecerte, y algunas veces provocarte una infección alérgica.

“Ahora que estamos enfrentando la pandemia del Covid-19 podemos utilizar algunos tés o infusiones considerando algunas de sus propiedades, que solo por el hecho de favorecer la hidratación es recomendable su consumo. Porque para prevenir o estar cursando la enfermedad es indispensable tomar bastante líquido, como estas infusiones que ayudan a fortalecer las defensas”, explica la nutricionista Rita Medina.


Cuidados importantes

-Durante el embarazo, la lactancia o tratando de concebir, no debes tomar mates medicinales sin la previa consulta a tu médico. Tampoco se los des a los niños.

-No comprar las hierbas a granel; es decir, sin estar empaquetada por la empresa que lo manufactura. Con frecuencia los productos sin control sanitario contienen elementos contaminantes o es de pobre calidad.

- Hierbas frescas: siempre hay que lavarlas muy bien.

-En infusiones: conviene beberlas después de las comidas.

- ¡No agregar azúcar!


Té verde

Acelera el metabolismo y ayuda a aliviar los síntomas de la rinitis alérgica. Además, fortalece nuestro organismo al ser un excelente aliado en la lucha contra las infecciones virales o bacterianas. Las catequinas son los principales flavonoides del té.

Esta sustancia antioxidante es igual de eficaz que la vitamina C y la vitamina E, lo que ayuda a nuestro sistema inmunológico.


Cedrón

También se utiliza como expectorante, pues expulsa la mucosidad que se acumula en las vías respiratorias y previene infecciones del sistema respiratorio. Suele utilizarse en resfriados, bronquitis y gripes.

Para hacer esta infusión que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, solo necesitas poner 2 bolsitas de té verde y 1 bolsita de cedrón en una tetera, añadir un litro de agua recién hervida. Dejar reposar 10 minutos, sacar las bolsitas y servir.


Limón

Conocido por su alto contenido en vitamina C, es un antibiótico natural que ayuda el sistema inmunitario. Fortalece las defensas del organismo y tiene un alto contenido de antioxidantes, reduciendo el estrés oxidativo de las células y previniendo la aparición de enfermedades.


Jengibre

Mejora el sistema inmunitario, además de contar con propiedades expectorantes, antitusivas y antiinflamatorias, lo que nos puede ayudar a combatir varios de los síntomas respiratorios. Puede ser nuestro aliado contra la tos, la irritación de garganta o la fiebre. Acelera el metabolismo, contribuye a la digestión y a la absorción de nutrientes. Sin embargo, no está recomendado su consumo en personas que sufren hipertensión.


Menta

Posee un alto contenido de mentol que es un gran aliado para despejar las vías respiratorias y la rinitis alérgica. Las hojas de menta contienen propiedades antisépticas que son útiles para refrescar el aliento, matando las bacterias que lo ocasionan.

¿Cómo preparar esta infusión? En una tetera, colocar 3 rodajas de jengibre, 4 ramitas de menta o hierbabuena y añadir 1 litro de agua hirviendo. Dejar reposar 15 minutos para luego adicionar 3 rodajas de limón. Después de reposar más o menos 5 minutos, la infusión está lista para servir. Tomar calientita.

Rita Medina

ritamedina@gmail.com

Comentarios