Escucha esta nota aquí

En las listas del Órgano Electoral Plurinacional (OEP) figuran 54 candidatos a alcalde municipal y 346 concejales, en todo el departamento de Santa Cruz. En la capital, son 10 candidatos que postulan al sillón edil y más de un centenar a las concejalías.




Nuestro homenaje a las mujeres que se animaron a postularse a alcaldesa y a concejalas del municipio más importante del país. Hoy mostramos los rostros y los nombres de las protagonistas de los comicios en Santa Cruz de la Sierra, de los 10 frentes que se inscribieron ante el OEP, como un reconocimiento a su valentía por querer ser partícipes del desarrollo de la ciudad y del país. El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer conoceremos los nombres de las vencedoras. ¡Bravo!.




Tres mujeres van por la silla municipal, Angélica Sosa, Rosario Schamisseddine y Adriana Salvatierra, frente a siete varones. Un aplauso por los pantalones o vestidos bien puestos, que llevan ellas. Y un redoble de tambores para las 75 mujeres que se postulan a las concejalías, cada una desde su frente político o agrupación ciudadana, por animarse a salir de su zona de confort y brillar, si son electas. Si no, ya jugaron un rol merecedor de todo reconocimiento, desde su barrio o puesto de trabajo, al candidatear para ser autoridad y representar a su sector, porque ¡Mujer tenías que ser!.


Día internacional, ¡más mujeres al poder!
Norah Soruco / Expresidenta Cámara De Diputados, En 2005

Hay muchos avances y retrocesos, pero hay que seguir trabajando, y no solo por las mujeres sino por una sociedad que debe integrar y aprovechar el valor de todos sus miembros, en este caso del más del 50% de su población.

Está fuera de discusión el protagonismo asumido por la mujer en los acontecimientos centrales del país y su férrea decisión de incorporarse a las luchas por defender las libertades, el estado de derecho y las garantías de su ejercicio, donde sin duda es un dínamo.

Su mayor participación en la política se refleja en las listas electorales que avanzó la Ley de Cuotas del 30% a la Alternancia actual del 50%. Abrió las puertas de los órganos políticos como las Presidencias de Diputados y Senadores, Concejos Municipales y otras dirigencias.

En otra dimensión, aún se deben librar otras batallas directas, sobre los arraigados patrones culturales subsistentes en el entorno familiar y social, y los otros que relegan a la mujer a segundos o terceros planos, con barreras creadas por el poder masculino para invisibilizar su capacidad y coartar la emergencia del liderazgo femenino.

Afortunadamente, ya el imperio de la realidad ha desmentido tales preconceptos y cortapisas de forma contundente. Más jóvenes mujeres han roto los límites de profesiones y oficios que les eran negadas, y por supuesto, son puntales del sustento familiar con un alto porcentaje de jefas de hogar por necesidad o decisión propia.

Pero en la actividad cotidiana, la mujer sufre acoso sexual, acoso laboral, chantajes emocionales y discriminación por sexo en sus lugares de trabajo y estudio, incluida la prejuiciosa y adversa conducta de policías y jueces renuentes a las denuncias, y también, al interior del hogar donde el ‘macho’ formado en el tradicional y distorsionado imaginario colectivo, la amenaza a su control total o la ira, causa estructural de los altísimos porcentajes de violencia intrafamiliar y feminicidios.

Como la esperanza es lo último que se debe perder, debemos confiar en que la nueva generación en función de sus nuevos horizontes y experiencias, de los avances y cambios paradigmáticos que están viviendo, retome esas banderas y sea capaz de dar un salto cualitativo en esta construcción colectiva.

Comentarios