Escucha esta nota aquí

Desde el 25 hasta el 28 de julio estará en Ginebra, capital de Suiza, participando en la 33° celebración del centenario y conferencia de GWI (Graduate Women International o Internacional de Mujeres Graduadas), como representante de Amup (Asociación de Mujeres Universitarias Profesionales de Santa Cruz).

En la universidad de Ginebra, Teresita Ledezma Salvatierra de Calderón, disertará el tema La paz a través de la educación, el sábado 27, saludando en guaraní, al inicio de su presentación.

Dama cruceña, formada como bioquímica farmacéutica en la universidad Real y Pontificia San Francisco Xavier de Chuquisaca y miembro activa de numerosas instituciones del medio, entre ellas, el Comité Cívico Femenino, Conif, Mesa Redonda Panamericana y del Rotary Club Grigotá.

¿A cuántas instituciones pertenece?

He trabajado como Directora del Comité Cívico Femenino, fui secretaria de Prensa y Propaganda, hicimos el primer congreso de Comités Cívicos Femeninos provinciales, en la época en que Anita Banegas, era presidenta, viajamos a casi todas las provincias cruceñas. En el comité sigo, no estoy en el directorio, pero asisto como delegada y representante de Amup.

He sido presidenta de Conif (Confederación Nacional de Instituciones Femeninas), por cuatro años, he hecho trabajo de capacitación y voluntariado, con las esposas de policías, oficiales y generales, en capacitación de liderazgo.

Fui vicepresidenta de la Federación de profesionales, en dos gestiones.

Formo parte de las Mesas Redondas Panamericanas, he sido presidenta de la Mesa Redonda de Santa Cruz de la Sierra. En 2017, asistí a la celebración de los 100 años de la institución en San Antonio, Texas, Estados Unidos.

He sido presidenta del Rotary Club, en tres gestiones, del Rotary Equipetrol, del Rotary Grigotá y formé un nuevo club, el Rotary Club Güembé. Actualmente, soy presidenta del comité distrital de capacitación profesional en Rotary internacional, gestión 2019-2020, elegida por el gobernador de La Paz.

Pertenezco a la Amup (Asociación de Mujeres Universitarias Profesionales), desde hace unos 40 años, fui presidenta en 1989, continúo activa como asesora y hoy como conferencista.

 ¿Cómo llegó a ser expositora de Amup?

Me interesó mucho que Amup está afiliada a la FIMU, una organización internacional no gubernamental, sin fines de lucro, que trabaja a escala mundial con el fin de mejorar la situación de mujeres y niñas, promoviendo la educación permanente y habilitando a las universitarias a encauzar sus conocimientos hacia la innovación. Esa labor es interesante y apasionante.

Por ello, asistí a un Congreso Latinoamericano que se celebró en Cochabamba y expuse el sobre La situación de los hospitales en Bolivia. Claro, es una preocupación del área médica a la que pertenezco, y domino el tema.

¿Desde allí no para y ya es abanderada de su institución?

Si pues. Porque al año siguiente, me invitaron a Costa Rica, a otro encuentro, allá diserté sobre La migración en Bolivia. Y el año pasado, la presidente de las mujeres profesionales en Mar del Plata, Argentina, me convidó para que haga una nueva ponencia, esta vez fue sobre Feminicidio y violencia contra la mujer en Bolivia. Me preparo para dar una buena imagen de la mujer profesional boliviana y me presento a disertar.

¿Hoy se va a Ginebra?

Me voy a Ginebra, Suiza, y presentaré el tema La paz a través de la educación. Esta es una preocupación muy grande en el mundo. Por la paz debemos trabajar todos sin descanso.

Me presentaré como una mujer del oriente boliviano, sencilla, profesional y que sabe hablar guaraní, he estudiado esta lengua nativa para identificarme con nuestras raíces. Voy a hacer un saludo en ese idioma cuando haga mi presentación el 27 de julio.

Me acaban de comunicar que en este encuentro estará presente la nieta de Nelson Mandela, Zamaswasi Dlamini Mandela, que dará sus puntos de vista sobre el tema la paz y lo que le ha trasmitido su abuelo.

Nuestro tema La paz a través de la educación, refleja nuestro reconocimiento profundo de la educación, en particular, para las mujeres y niñas como la piedra angular de sociedades pacíficas, justas y sostenibles.

¿Qué se viene para el 2020?

Al año estoy invitada a México. Allá contamos con una gran mujer profesional, que es parte de un viceministerio del gobierno de Manuel López Obrador. Ella nos invitó al encuentro internacional de mujeres profesionales. Ya les estaré contando sobre el tema que llevaré a esa cita el próximo año.

¿Cuántos reconocimientos ha recibido en este caminar?

Amup me entregó la medalla al mérito profesional, Conif me dio una condecoración en Texas; los rotarios me concedieron el premio Paraba Azul.

Como cívica viajamos a las provincias y me declararon huésped ilustre en Guarayos, en Samaipata y otros lugares donde servimos.

¿Cuántos años trabajó como farmacéutica?

Ejercí mi profesión en una farmacia privada para tener experiencia, era la farmacia Santa Cruz, luego puse mi propia farmacia, se llamó San Ignacio, durante cinco años, en la casa de mamá, por la zona de las Siete Calles, y después la vendí, porque antes los turnos se hacían por una semana y sin descanso. A los tres meses de ello me dijeron que en el hospital Petrolero había una vacancia, me hicieron un contrato por un año y ahí me quedé 35 años, estuve como jefa del servicio y me he jubilado hace dos años.

¿Cómo está conformada su familia? ¿La apoyan en esta nueva aventura que se ha trazado?

Conocí a mi esposo Filiberto Calderón Zuleta, en Sucre, enamoramos cinco años y después nos casamos, es ingeniero químico y se vino detrás de mí a Santa Cruz. (risas)

Tenemos cuatro hijos: Fili Ignacio, es ingeniero industrial y de sistemas, radica en Lima, Perú; María Teresita, estudió auditoría financiera y hoy trabaja en Houston, Texas (EEUU); José Alberto, es ingeniero civil y también trabaja en Lima; el último es Eduardo Mauricio, que se formó como médico y hoy trabaja en las Islas Canarias, España.

Ahora estamos nuevamente solos con mi esposo, estoy jubilada hace dos años y viajamos más seguido a visitar a nuestros hijos. Mi pareja y mis hijos están felices con mis actividades, en las que he participado siempre; trabajar no ha impedido que me capacite y desempeñe labores solidarias y relativas a mi profesión.

Tags

Comentarios