Escucha esta nota aquí

Andrónico Rodríguez fue elegido como tercer senador por Cochabamba, pero su peso en la política nacional es cada vez más creciente. 

Es el rostro visible de la renovación del MAS que nace desde Chapare, el segundo al mando de las seis federaciones de productores de hoja de coca y, para algunos, el heredero político de Evo Morales. Ahora, con 32 años, preside el Senado.

_Es presidente del Senado a los 32 años, ¿cuáles son sus retos de gestión?
La experiencia no se designa por etapas de la vida, se adquiere todos los días, es importante tomar en cuenta esto en todas las instancias, las orgánicas, sindicales y políticas. Por más joven o mayor de edad que seas sigues aprendiendo todos los días. Asumimos esta responsabilidad con el gran reto de cambiar la forma de hacer política. 

Es el momento de pensar más en el país que en el partido, no es el momento de quién grita más o quién insulta mejor ante los medios, no es el momento de estar peleados como organizaciones políticas. 

Lamentablemente eso ha generado cierta pérdida de credibilidad entre los jóvenes hacia el político y es momento de cambiar esa forma de hacer política entre los jóvenes que asumen. Uno de mis mayores retos es trabajar de manera muy responsable cambiando la forma de hacer política y cómo coadyuvar desde esta instancia en dar empleo para la juventud.

_El MAS no tiene dos tercios en la Asamblea, ¿cómo construirá consensos?
Cuando se trata de intereses comunes del país estamos obligados moralmente a entrar a un acuerdo entre las diferentes fuerzas. Vamos a tener diferencias políticas porque somos de diferentes tendencias, pero hay que dejar atrás el perjudicar porque simplemente no me gusta un partido. Hasta el momento hemos estado haciendo eso en las sesiones preparatorias, de manera responsable, bajo consenso de las tres fuerzas políticas.

_Heredó un problema de la anterior Asamblea, que eliminó los dos tercios del Reglamento de Debates. La oposición pide que se reponga, ¿cómo se gestionará esto, hay posibilidades de volver a discutirlo?
Fue un motivo más porque se movilicen porque no estaban de acuerdo con el resultado de las elecciones. La anterior Asamblea decide modificar su reglamento, que es un procedimiento interno para el manejo de ambas cámaras, que no vulnera de ninguna manera la Constitución. Esto ha sido motivo para que se puedan movilizar. Es un tema superado, yo diría, pero si es necesario debatirlo estamos abiertos, sin duda. 

Han presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional, estamos sujetos a ello. Los dos tercios que está contemplado en la Constitución, lo que se defina por dos tercios se debatirá por dos tercios y vamos a entrar con consensos. Ellos saben que la modificación del reglamento no vulnera la Constitución, pero si es necesario entrar en debate, lo haremos.

_Según la oposición, esta decisión vulnera sus derechos a legislar. ¿Van a esperar hasta la decisión del TCP o están dispuestos a debatir antes?Dependiendo si no sale el resultado del TCP en estas semanas, veremos esto en la agenda del plenario. Está abierto el diálogo. Hasta ahora hemos estado aprobando todo por dos tercios.

_¿Cuál es la agenda legislativa para los próximos meses?
En estos momentos es discutir el Presupuesto General del Estado y el tema de las elecciones subnacionales. Hay un proyecto de ley electoral transitoria para llenar los vacíos y debemos tenerla antes del 3 de diciembre.

_¿Se está discutiendo el impuesto a la riqueza?
Todavía no, para nada. Estamos tratando el proyecto de ley transitoria para las subnacionales. Tenemos en comisiones leyes para regiones y municipios, que también son importantes y la Cámara de Diputados está tratando la ley de la subnacionales.

_Entonces, ¿la prioridad es lo político y no lo económico?
Sí, es lo económico, pero esa iniciativa parte a instancia del Poder Ejecutivo. Cuando ellos consideren importante tratar este proyecto de ley (los económicos), nosotros lo trataremos.

_¿En proyecto para la salud hay alguna previsión?
Tengo entendido que para el poder Ejecutivo la prioridad es la salud, es conseguir la vacuna (contra el coronavirus), que se reactive el Sistema Único de Salud y desde la Asamblea estamos dispuestos a aprobar cualquier norma que vaya a mejorar para que la salud se encamine de manera efectiva.

_A usted se lo definió como el arquetipo del nuevo sujeto plurinacional, que viene de la dirigencia campesina, pero con un título universitario, ¿cómo ve esta definición?
Aparentemente se ha manejado como sujeto revolucionario, como prototipo, desde 2005 hasta 2013, al movimiento campesino, con nuestro hermano Evo, que ha marcado la diferencia como político y dirigente. Es tiempo necesario para que los hijos de la generación del presidente Evo puedan prepararse académicamente para asumir, no necesariamente en la arena política, pero sí en la administración pública. 

Yo recuerdo que en 2005, todavía muy adolescente, se venía tratando que cómo es posible que nosotros, el movimiento campesino, podíamos administrar el Estado; pero, como nunca llegaron las necesidades históricas, se decidió saltar de la lucha sindical a la lucha política y ahí nuestros padres decían: 

“Ahora seremos nosotros que estamos en esta lucha electoral, en esta lucha sindical, después nuestros hijos van a tener que asumir, pero ya como profesionales, la conducción de este instrumento político”. Las etapas de la vida no son eternas. En su momento, eran jóvenes en la etapa de nuestro hermano Evo, en el 2000, 2005, pero ahora ya son mayores de edad y sus hijos están asumiendo.

_Usted es el tercer presidente del Senado de 30 años, ¿es un recambio ya sin vuelta en el MAS?
Eso se nota, es muy evidente. En mi caso, desde muy adolescente ayudando en la vida sindical, ahora como vicepresidente de las seis federaciones y como presidente del Senado, es un cambio radical en mi vida, pero bueno, creo que es un cambio natural en el proceso o en el instrumento político. Hay mucha juventud que está asumiendo responsabilidades en diferentes niveles de gobierno.

_¿Dentro de esta juventud hay también gente en las Fuerzas Armadas?
Es verdad, tenemos dentro de las filas de las FFAA compañeros nuestros, de subtenientes y tenientes, al igual que en las filas de la fuerza policial. Desde 2005 han tenido la oportunidad de entrar a la Academia, tanto de Policía como de las FFAA, y se nota en las filas de los subalternos. No solo en el alto mando policial y militar, sino también en todos los niveles de gobierno, municipios, departamentos y me parece importante que del movimiento campesino muchos estén en estos espacios. Conlleva una gran responsabilidad conjunta con la clase media. Al fin y al cabo, todos somos bolivianos

_¿Cómo es su relación con Evo Morales?
Es presidente de la seis federaciones y yo su seguidor inmediato. Estamos en contacto muy permanente, por lo menos en su ausencia en México y Argentina. Ahora tiene la atribución de la presidencia de las seis federaciones que son muchos temas no solo políticos y sindicales, sino también temas camineros, productivos, mercados para las producciones que se están innovando como el coco, copoasú o el tambaquí. Estamos siguiendo sus pasos, el legado positivo que él deja. Todo lo positivo y lo bien que ha hecho Evo Morales lo estamos agarrando la juventud.

_¿Qué le han encargado desde Chapare en su gestión?
Primero trabajar por Bolivia, desde el trópico se ha pensado en el país. También lo que pasó en estos últimos 10 y 11 meses desde el anterior gobierno, me han pedido justicia para nuestros hermanos de Sacaba y Senkata, eso no puede quedar en la impunidad, aunque no está en nuestras manos. También tenemos que ver cómo contribuir más en el turismo y desarrollo productivo para nuestra región.

_Uno de los factores por lo que más es conocido el trópico de Cochabamba es producción de coca y cocaína. ¿Cuánto preocupa esto?
El problema del narcotráfico es universal. No porque exista coca en Chapare hay narcotráfico en el mundo. Han hecho una mala campaña desde los años 90 los gobiernos de turno, considerándolo una zona de narcotráfico, una republiqueta sin leyes. 

Lo han estigmatizado de manera despectiva. Muchas personas en las ciudades creen que es así, que es cierto, porque políticos y medios han transmitido incluso imágenes falsas de México y Colombia como si fuera de Chapare. 

Tenemos la producción de hoja de coca que se ha racionalizado a partir de la nacionalización de la lucha contra el narcotráfico. Hay que seguir mejorando sin duda, es importante coadyuvar en la lucha contra el narcotráfico. Estamos ahora como trópico pensando más allá de la producción de coca, en turismo, en la innovación de la producción. 

Tenemos bastantes plantas industriales de copoasú, de estevia, de pescado, de cítricos. Y bueno, tenemos que ver cómo desde el gobierno podemos abrir espacios de mercado interno y externo.

_Pero también es señalada como una zona roja de producción de cocaína.

Es parte de la lucha política, de la guerra sucia, de la acusación por razones políticas. Se estigmatiza al trópico porque de allá es Evo Morales.

_Usted habló de los hijos de la revolución tomando papel protagónico. ¿Es el sucesor de Evo Morales; él está cerca o lejos de la jubilación?
Sería muy prematuro ponerlo así, muy irresponsable de parte mía. Nuestro dirigente en este momento es parte esencial dentro del proceso. Hay nuevos actores sin duda, hay nuevos votantes, nuevas generaciones a diferencia de 2002, de 2005, o de 2009 o 2014. 

En estos procesos democráticos yo siento que no hay herencia, los liderazgos se construyen, no es como en los sistemas monárquicos. Si la sucesión, en el contexto natural, se refiere a que después de Evo, Lucho (Luis Arce), muchos consideran a mi persona, ese es un tema que se define en el trayecto de la gestión y en el momento de decisión para elegir candidato. 

Veremos cómo nos va. Dentro del MAS se practica bastante la democracia interna y se respeta lo orgánico, la decisión de las bases. Al parecer, dentro del MAS, el político pasa rápido de moda. Mucha gente del MAS pide renovación y no necesariamente de jóvenes, no importa de qué generación, pero que asuman nuevos dentro de los diferentes niveles de gobierno. 

No todos, hay también gente muy honesta como alcaldes, concejales y gobernadores. En el caso del hermano Evo Morales, por ejemplo, está intacto su respaldo de la gente hacia su liderazgo.