Escucha esta nota aquí

La expresidenta Jeanine Áñez envió un mensaje desde la cárcel de Miraflores de La Paz, donde se encuentra desde hace tres meses. Aseguró que a pesar de las circunstancias que la rodean se mantendrá firme, incluso a pesar de los delitos, según dijo, que han sido inventados por el gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS).

“No van a quebrantar mi espíritu, aunque sigan inventando delitos para tapar los suyos. Cuando un noviembre de 2019 asumí la Presidencia de Bolivia fui consciente de la necesidad que tenía nuestra patria, asumí con la responsabilidad de frenar la violencia, devolver la paz y caminar juntos hacia la reconciliación. Y esa parte de mi vida me da el orgullo y la tranquilidad de saber que prioricé a Bolivia por encima de mi propio futuro”, se lee en un mensaje escrito a mano.

El manuscrito fue divulgado por el cumpleaños 54 de Áñez, quien llegó a la Presidencia el 12 de noviembre de 2019 en medio de un vacío de poder, tras la renuncia de Evo Morales y la anulación de las elecciones, sobre cuyos resultados existían denuncias de fraude.

“Hoy se cumplen 90 días de esta ilegal, injusta y fría prisión, donde me mantiene secuestrada el MAS. Hoy también cumplo años, en un par de horas vendrá a visitarme mi hijo, acompañado de mi hermana, que hoy nos está acompañando en remplazo de mi hija quien no ha sido dada de alta (tiene Covid-19)”, escribió la expresidenta.

Áñez lamentó que no haya podido abrazar a su madre en el día de sus cumpleaños, quien estuvo de aniversario el sábado, cuando cumplió “93 años de una vida dedicada a su familia”.

El mensaje de la expresidenta también se produce luego de varias reacciones a las declaraciones que brindó a la Fiscalía, que ahora la investiga por los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución, delitos que pudo haber cometido cuando asumió la Presidencia sin haber cumplido un procedimiento legal.

En las declaraciones recogidas por la Fiscalía, Áñez mencionó a varios actores políticos que conversaron con ella antes que comience la transición que concluyó en noviembre de 2020 cuando se produjo la elección de Luis Arce.

Explicó, por ejemplo, que se reunió con Luis Fernando Camacho, el actual gobernador de Santa Cruz que en ese tiempo era dirigente cívico de Santa Cruz, y con el exlíder potosino Marco Pumari. Áñez también mencionó a Adriana Salvatierra, quien era la presidenta del Senado y que pudo asumir la Presidencia en 2019.

“Hace pocos días se ha recibido la declaración informativa complementaria por parte de Jeanine Áñez, quien ha dado cuenta de varios otros componentes que van a ameritar que se convoquen a otras personalidades”, anticipó el secretario de la Fiscalía, Edwin Quispe.

La autoridad admitió que Áñez “desconoce algunos antecedentes anteriores” a su investidura.

El empresario y líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, afirmó que Áñez “no tuvo nada que ver con la renuncia de Morales, pues ella llegó al gobierno después de esta renuncia”, puesto que el MAS la acusa de ser parte de “un golpe de Estado”.

Comentarios