Escucha esta nota aquí


Huyó a inicios de diciembre a través de Puerto Quijarro. Antonio Parada Vaca, el exdirector de Recursos Humanos de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra que figura como el principal implicado en el caso “ítems fantasmas”, fue detenido ayer por agentes de la Policía Federal de Brasil en Corumbá, y ahora la Fiscalía boliviana acelera los trámites para su extradición.

“La comisión de fiscales que trabaja en este caso solicitó la notificación del sello rojo (a la Interpol) en contra de varios de los procesados y la detención del señor Parada Vaca”, informó en Sucre la jefa de la Unidad de Asuntos Internacionales de la Fiscalía General del Estado, Grisel Arancibia.

La autoridad precisó que esa acción se ejecutó a las 9:40 de ayer. Parada estaba realizando “algunos trámites” cuando fue interceptado por los agentes brasileños. “Ya fue trasladado a instalaciones de la cárcel pública de Corumbá”, puntualizó Arancibia.

El exfuncionario edil, que en 2020 trabajó en la empresa pública Cartonbol y la Caja Nacional de Salud (CNS), estaba esperando una respuesta a una solicitud de asilo que presentó a autoridades federales del vecino país, junto a su hermano Guillermo, quien también es investigado por el caso de los “ítems fantasmas” y que fue detenido en Panamá el 30 de diciembre a pedido de Interpol. También se busca su extradición.

En el caso de Antonio Parada, la fiscal Arancibia anticipó que la solicitud se hará en apego al Acuerdo de Extradición de 1998, vigente entre los países del Mercosur (Mercado Común del Sur). Bolivia es parte de este bloque, aunque no con todas las prerrogativas de un miembro pleno.

De acuerdo con los plazos establecidos en ese instrumento legal, “el Estado requerido”, en este caso Brasil, debe responder en un plazo de 40 días al pedido del país requirente una vez que la solicitud sea formalizada. El trámite se realizará a través de la vía diplomática, es decir con la mediación de las dos cancillerías.

“Cuando se tratare de una persona no condenada, la solicitud de extradición deberá ser acompañada por el original o copia de la orden de prisión o resolución equivalente, conforme a la legislación del Estado parte requerido, emanado de la autoridad competente”, establece el artículo 18 de la normativa para el Mercosur.

Adicionalmente, entre Bolivia y Brasil existe un tratado para regular la extradición vigente desde 1938. La norma fija un plazo de 60 días para la respuesta del país requerido, tras la solicitud inicial.

En ambos casos, los trámites deberán hacerse en portugués, el idioma oficial de Brasil donde se sustanciará la extradición.
Arancibia precisó que la solicitud se realizará “en el breve tiempo” y que se presentarán todos los elementos de prueba. “Se realizarán las coordinaciones necesarias entre la Fiscalía, el Ministerio de Relaciones de Exteriores y la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol)”, dijo.

El diputado Carlos Alarcón, de la alianza opositora Comunidad Ciudadana (CC) que tiene una especialidad en derecho constitucional, señaló que la normativa también establece una solicitud de expulsión inmediata. “Este es el camino más breve y expedito para que Parada comparezca”, afirmó.

En todo caso, el legislador anunció que tras la detención de Parada se debe apresurar la conformación de la “comisión especial mixta” para la investigación de los 800 “ítems fantasmas” que existían en la Alcaldía cruceña, además de otros casos como de la “irregular adquisición de 41ambulancias para el departamento de Potosí y otros motorizados”.

Parada Vaca es procesado, junto a varios exfuncionarios, por legitimación de ganancias ilícitas, enriquecimiento ilícito, uso indebido de influencias, conducta antieconómica, contratos lesivos al Estado e incumplimiento de deberes, delitos que pudo cometer al apropiarse de los recursos públicos destinados al pago de esos 800 espacios laborales inexistentes.

En un comunicado, la delegación de la Policía Federal asentada en Corumbá informó que la captura de Parada se ejecutó por efecto de “una orden judicial emitida por el ministro Alexandre de Moraes del Tribunal Supremo Federal” que está en Brasilia. La decisión fue emitida tras el análisis de la solicitud de asilo que Parada formalizó el 15 de diciembre.

Esta detención, puntualiza el reporte, “fue posible gracias al intercambio de información” entre las oficinas de la Policía de Corumbá, la legación de la Policía Federal en Bolivia, la oficina central de Interpol en Brasilia y el Centro de Cooperación Internacional que está en Río de Janeiro.

En La Paz, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, destacó la operación ejecutada por instituciones del vecino país. “Estamos teniendo nuevamente excelentes relaciones con las autoridades y policías de la región, lo que permite que en tiempos cortos tengamos resultados. La Interpol activó el sello rojo y las autoridades brasileñas han acatado lo que corresponde en derecho. Ahora corresponde realizar las acciones para que este sujeto sea extraditado. No existe un plazo estipulado, pero activaremos todos los conductos para que sean lo más cortos posibles”, manifestó.

“Esta captura significa mucho para la investigación, puesto que en las próximas días y horas vamos a conocer la versión de uno de los principales implicados en este caso, además servirá para cotejar el contenido de la declaración que hizo su hermano (Guillermo) en Panamá”, afirmó el fiscal de Santa Cruz, Róger Mariaca. Anunció que cooperará en los trámites de extradición a través de la división anticorrupción y la comisión del Ministerio Público que investiga este bullado caso.

Guillermo Parada, hermano de Antonio, fue detenido el 30 de diciembre de 2021 en el aeropuerto de Panamá. Había viajado desde San Paulo en un vuelo con escala en Tocumén. Su intención era llegar a Miami, Estados Unidos.

En su primera declaración, culpó a Antonio Parada, su hermano, por la creación de otros “ítems fantasmas” en la Cooperativa de Agua Potable y Saneamiento de Santa Cruz (Saguapac), donde Guillermo trabajó hasta finales de noviembre. El fiscal general Juan Lanchipa en alusión a la audiencia celebrada el 6 de enero en Panamá, aseguró que hizo varias revelaciones sobre este caso de corrupción y los posibles vínculos con la red de corrupción que operó en el gobierno edil cruceño.

Por este caso, unas nueve personas se han sometido a la investigación del Ministerio Público. También existe un requerimiento fiscal contra el exalcalde Percy Fernández, que alegó problemas de salud. Hay tres detenidos en Santa Cruz, entre ellos la exalcaldesa Angélica Sosa. Desde fines del año pasado la exautoridad está en Palmasola bajo sospecha de legitimación de ganancias ilícitas, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica.

Pero el más buscado es Antonio Parada Vaca, según aseguró Mariaca. El exfuncionario trabajó 16 años en el municipio con diversas responsabilidades hasta enero de 2020, cuando fue director de Recursos Humanos.

La declaración de Antonio Parada será una de las más importantes en este proceso; es una pieza fundamental, sin duda alguna no era el único, había gente jerárquicamente superior que daba órdenes, pero él era el engranaje central de este mecanismo de corrupción. Su declaración ayudará a esclarecer varios aspectos de este bullado caso de los ítems fantasmas”, afirmó el concejal cruceño Manuel Saavedra.

Este escándalo estalló a finales de noviembre de 2021, en medio de una demanda legal entre Antonio Parada y su exesposa. Antes de abandonar el país, Parada aseguró que vivía en una casa en alquiler, negó todos los cargos, aunque movilizó recursos económicos que no supo explicar.

Comentarios