Escucha esta nota aquí


Nelson Cox fue destituido ayer del cargo de viceministro de Régimen Interior. La ahora exautoridad era criticada por haber avalado el ingreso del abogado de Arturo Murillo a su equipo de colaboradores. El fin de semana apartó al jurista, pero esa decisión no evitó su alejamiento. Los sectores apuntan al ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, por destituir a Cox.

El secretario de Relaciones Internacionales de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Omar Ramírez, explicó que Del Castillo realizó la destitución a pesar de haber sido vetado por varios sectores afines al MAS. Cox es allegado al expresidente Evo Morales.

El señor ministro (Del Castillo) quiere lavarse las manos, él podía verificar a quién se está designando para trabajar, es su responsabilidad y no ser como Pilatos, lavarse las manos”, cuestionó Ramírez.

Ayer, Cox informó que fue destituido con un mensaje por WhatsApp de parte del ministro de Gobierno. El abogado dijo que no se le explicó las razones del alejamiento y aseguró que tampoco las pedirá. 

“El ministro (Del Castillo) me acaba de informar que me han destituido”, dijo Cox ayer por la mañana. Por la tarde se intentó obtener más detalles sobre su destitución, pero la exautoridad pidió que se lo llame luego. Después, ya no contestó su teléfono celular. 

El exviceministro insistió en que Del Castillo le escribió un mensaje comunicando su alejamiento, pero sin abundar en detalles. Cox era mencionado como posible ministro de Gobierno o de Justicia en un eventual cambio de gabinete.

La polémica surgió después de conocerse que Cox había gestionado la contratación del abogado Augusto Villarroel, quien antes había defendido a la familia de Arturo Murillo, lo cual generó críticas de parlamentarios de la oposición y también del oficialismo.

Cox fue viceministro de Régimen Interior desde junio de este año. Antes fue candidato a la Alcaldía de Cochabamba por el MAS y delegado de la Defensoría del Pueblo en Cochabamba.

Apuntan a Del Castillo

El dirigente campesino acotó que Del Castillo optó por destituir a Nelson Cox debido a que tiene observaciones de varios sectores afines al MAS. Ramírez detalló que el ministro de Gobierno ahora busca respaldos de bloques internos para seguir en su cargo.

Este ministro realizó la destitución después que nosotros (Csutcb) los hemos censurado en la reunión del anterior jueves con el presidente (Luis Arce) y el vicepresidente (David Choquehuanca)”, afirmó Ramírez. 

Ayer, el bloque Columna Sur, del cual Del Castillo es militante, divulgó las resoluciones de respaldo que tiene el ministro de Gobierno para seguir en su cargo. Son al menos 15 organizaciones afines al MAS que apoyan al ministro y que felicitan la labor de la autoridad. 

Entre los grupos están regionales del MAS, como la de Beni; colectivos de profesionales; juventudes del MAS en Santa Cruz; Bartolinas Sisa del departamento de Cochabamba; la organización Marcelo Quiroga Santa Cruz; el Pacto de Unidad de la provincia Sur Carangas, del departamento de Oruro; y el colectivo Azules del Oriente, entre quienes respaldan a Del Castillo.

El vínculo entre el exviceministro Cox y el abogado de la familia Murillo llevó a los opositores a identificar una nueva corriente política al interior del MAS: el “murillismo”. El diputado Marcelo Pedrazas, de Comunidad Ciudadana (CC), aseguró que al interior del oficialismo existe una “fractura” porque varios funcionarios de la gestión de Jeanine Áñez siguen trabajando en este Gobierno. 

“La destitución del viceministro (Nelson) Cox nos muestra la fractura que existe dentro del MAS y lo que llama poderosamente la atención es que el ‘murillismo’ ha estado vinculado al Gobierno de Jeanine Áñez y al gobierno de Luis Arce”, cuestionó Pedrazas. 

En el MAS descartan que haya una corriente con funcionarios del exministro Arturo Murillo, pero admiten que se debe verificar si hay funcionarios “pititas”.

Comentarios