Escucha esta nota aquí

Tiene 32 años y le tocó lidiar con una de las papas más calientes del nuevo gobierno del MAS: la Policía, la que se amotinó en 2019. Usa lenguaje inclusivo para hablar y promete trabajar para bajar los índices de feminicidio. Cree que Santa Cruz y Beni son puntos de reenvío de droga peruana a Brasil y que parte de la coca de Chapare que no pasa por el mercado legal de Sacaba, se comercializa directamente hacia Santa Cruz. Eduardo del Castillo, ministro de Gobierno, respondió a las preguntas de EL DEBER.

 _Le ha tocado asumir uno de los ministerios más “calientes” de la nueva administración del MAS. ¿En qué condiciones encontró la relación de la Policía con el nuevo Gobierno?
Actualmente todos y cada uno de los bolivianos nos encontramos en un proceso de reconstrucción de confianza entre la Policía, el Gobierno Nacional y la población en general. Estamos decididos en alcanzar la paz social y la unificación entre todos para coadyuvar en la reactivación económica de nuestro país. Este mensaje ha sido entendido por la sociedad civil y por la Policía boliviana, que están demostrando una excelente coordinación interinstitucional.

_¿Existe desconfianza aún en la institución, debido al motín policial de 2019?
Lo ocurrido el 2019 fue catastrófico y no puede volver a pasar: civiles sobornando a algunos policías para que se amotinen por intereses políticos, personales, ajenos a los de la Patria.

_El exministro Romero dio a conocer una lista de involucrados en el motín, ¿se seguirá procesos internos?
Nos está llegando información de varios sectores, la del exministro es una más de ellas. Con ello manifestamos que estamos en etapa de investigación, recopilando información, analizando la misma. Posteriormente, evaluaremos las medidas que tomaremos en todos los ámbitos. Por lo tanto, si existen elementos o indicios suficientes de conductas antijurídicas o delictivas, se iniciarán los procesos correspondientes.

_Parte del levantamiento policial del año pasado estaba vinculado a reivindicaciones salariales. ¿Hay posibilidad de mejorar sus condiciones?
No es correcto decir que la Policía se ha amotinado por las demandas salariales, sus demandas vienen de hace tiempo. Desde que asumimos esta cartera de Estado venimos escuchando cada una de las demandas de las y los efectivos policiales, muchas de ellas han sido resueltas inmediatamente y otras están siendo analizadas de manera técnica, jurídica, social y económica.

_¿Se retrocedió en materia de seguridad en este año?
Por supuesto. Por ejemplo, no se cuenta con un informe sobre el impacto del Covid-19 en la seguridad ciudadana, la violencia contra la mujer y la violencia contra personas menores de edad se incrementaron.

_Una de las críticas al exministro Murillo como a varios exministros en el periodo de los últimos 14 años es el uso de la Policía como un elemento de “persecución política”, ¿Cuál es la visión del Gobierno Arce/Choquehuanca?
Los bolivianos, el 18 de octubre, hemos decidido reencaminar nuestra historia, y queremos hacerlo con un Gobierno que sea para todas y todos, sin discriminación de ninguna naturaleza. Mi gestión buscará reconstruir nuestra patria en unidad para vivir en paz. Por lo tanto, nuestro ministerio ha dejado de ser una comisaría política para convertirse en una institución al servicio de la sociedad. Como manifestó nuestro hermano vicepresidente en nuestra segunda reunión de gabinete, “no hemos venido a resolver los problemas de los militantes del MAS, hemos venido a resolver los problemas de cada uno de las y los bolivianos”.

_¿Para el Ministerio de Gobierno es un caso cerrado el proceso por el caso terrorismo?
El 2008, irrefutablemente existió un plan para desestabilizar al gobierno y separar el país; no obstante, este es un tema de la justicia y no así de este ministerio.

_¿Cómo recibe las críticas del nombramiento de un cocalero como ‘zar antidroga’?
Primero, no se debe estigmatizar a las personas por el lugar de donde provienen o a la actividad a la que se dedican, caso contrario esto sería discriminación. Hemos analizado el perfil del actual viceministro en conjunto con el presidente y las organizaciones sociales, obteniendo como resultado que contiene cada uno de los elementos necesarios para desempeñar óptimamente el cargo, y así se los demostrará al aplicar y profundizar nuestro modelo de lucha contra el narcotráfico.

_¿En qué escenario se encuentra para usted Chapare, que es visto como un centro de producción de droga? ¿Qué políticas se seguirán para evitar que el 90% de la coca de allí siga sin pasar por los mercados establecidos?
Lamentablemente, Bolivia por su ubicación geográfica, es un país principalmente de tránsito donde la droga proveniente del Perú, se dirige hacia el Brasil. Tenemos información que durante el gobierno de facto se habrían incrementado las rutas hacia Argentina, Paraguay y Brasil. Reportes de los países vecinos indican que el departamento de Beni y Santa Cruz son utilizados como punto intermedio para estas rutas. 

No solo estamos investigando estas dinámicas, sino que hemos pedido al nuevo comandante de la Felcn que prepare un informe al respecto y un plan para abordar esta problemática. Respecto a la coca del Chapare que no pasa por los mercados autorizados, se debe tomar en cuenta que hubo un incremento en el consumo de hoja de coca en Santa Cruz y que el productor prefiere realizar la comercialización al oriente del país de manera directa, considerando que el mercado de Sacaba se encuentra más próximo al occidente, lo cual implica un mayor costo para el productor. 

Al respecto ya estamos analizando la formalización de un punto de control en Bulo Bulo. Adicionalmente, estamos proyectando estudios sobre las rutas de comercialización de la hoja de coca y ver qué medidas se pueden establecer al respecto.

_Antes se habló sobre la posibilidad de cambiar la estructura misma de la Policía, convirtiéndola en una instancia de investigación de hechos delictivos y ya no una institución que se involucre en el control de los disturbios, ¿existe algún proyecto así?
Estamos analizando todas y cada una de las propuestas que llegan a nuestro ministerio. Ese trabajo es hecho por equipos técnicos y en coordinación con la Policía. Cualquier cambio que realicemos será en coordinación con laPolicía en beneficio de la sociedad en general.

-El sistema carcelario pasa por un sinnúmero de problemas, ¿Cómo se cambiará para no seguir teniendo centro de confinamiento y no de rehabilitación?

Estamos elaborando los primeros borradores de una propuesta, que creemos que ayudará a solucionar los conflictos al interior de las cárceles y a su vez permitirá que se respeten todos y cada uno de los derechos de las y los privados de libertad. Una vez tengamos la propuesta, la socializaremos con ustedes y obviamente con la población civil en su conjunto.