Escucha esta nota aquí

El número de personas habilitadas para votar en las elecciones generales del próximo 18 de octubre aumentó en 16.931 ciudadanos con relación a los comicios de octubre del año pasado. Así lo refleja el padrón electoral que presentó ayer por la noche el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Según los datos suministrados por el TSE, un total de 7.332.925 bolivianos cuentan con los requisitos para acudir a las ánforas, contra los 7.315.364 que estaban registrados en octubre de 2019.

La cifra del padrón indica que son 7.031.294 habilitados en Bolivia y 301. 631 los bolivianos que pueden sufragar en el extranjero.

En el Órgano Electoral informaron que la actualización es producto “de un intenso trabajo de saneamiento que comenzó en diciembre de 2019, cuando asumió funciones la nueva sala plena del TSE”.

De acuerdo con los datos del nuevo padrón, hay 239.057 nuevos electores en Bolivia, mientras que en el extranjero la cifra llega a 11.747.

El padrón registra que 11.855 bolivianos retornaron a Bolivia desde diciembre de 2019; mientras que 81.999 cambiaron de departamento.

La depuración del Padrón Electoral permite concluir que 456.283 fallecidos fueron depurados desde el año 2009.

El Órgano Electoral enfrentó un proceso de reformas después de los anulados comicios de octubre del año pasado, cuando expertos de la OEA detectaron un fraude que provocó la anulación del proceso, la renuncia de Evo Morales y la detención de los ex vocales electorales.

Se aplicaron diferentes acciones, como la de garantizar la participación en estos comicios de los nuevos votantes que cumplirán 18 años de edad hasta el día de la votación. Se procedió con la inhabilitación de los ciudadanos radicados en Bolivia que no participaron del referéndum de 2016 ni en las elecciones judiciales de 2017. 

Para los que votan en el exterior fueron depurados los que no participaron en la elección general de 2014 ni en el referéndum de 2016. Sin embargo, en el TSE aclaran que se concedió la oportunidad para que los ciudadanos presentaran sus reclamos y solicitaran su habilitación.

Con relación a la depuración de personas fallecidas, se produjeron cruces de datos con los registros de defunciones en las oficinas de Registro Civil, como fuentes primarias; además de verificar con las fuentes secundarias, como los servicios departamentales de salud, registros de los cementerios, Senasir y otras instituciones. A esto se sumaron las declaraciones juradas de los familiares de los difuntos. La sala plena del TSE permitió la notificación de defunciones fuera de plazo por causa de la pandemia del Covid-19.

Reacciones

“Un primer aspecto es ponderar que hay certidumbre por el trabajo realizado en el Órgano Electoral Plurinacional (OEP). Un primer paso fue el establecer la nueva fecha de elecciones (para el 18 de octubre) en medio de esa presión por los conflictos y bloqueos. Hoy vemos que se están cumpliendo los pasos para tener un padrón consolidado. Un segundo aspecto que se debe tomar en cuenta es que ahora existe más confianza en esta directiva del ente electoral, a diferencia de las anteriores que fueron criticadas por tener una vinculación política”, afirmó el politólogo Marcelo Silva.

Mientras, el experto en temas electorales Paul Antonio Coca consideró, antes de conocer cifras oficiales, que la parte fundamental de la consolidación del padrón será el número de depurados por fallecimientos. El analista señaló que con el número de depurados “tranquilamente” se puede elegir un diputado. Mencionó que la actualización del padrón se realizó con la cooperación de expertos.