Escucha esta nota aquí

El rebrote de los casos de coronavirus y la llegada al país de la vacuna contra el Covid-19 se ha convertido en el principal tema de la campaña electoral para las subnacionales. Además, se transformó en tema de debate entre el Gobierno y los opositores al presidente Luis Arce.

La expresidenta transitoria de Bolivia y ahora candidata a la Gobernación de Beni Jeanine Áñez disparó ayer contra la administración de Arce. “(Hay) 2.263 nuevos casos de coronavirus, descontrol total de la pandemia. Gobierno de Arce sin iniciativa alguna para proteger la salud de los bolivianos”, escribió Áñez en su cuenta de Twitter.

El presidente retrucó a lo dicho por la exmandataria y ahora candidata. “El pecado de la gestión de Jeanine Áñez fue no hacer pruebas suficientes a la población que permitieran detectar a la persona que estaba con coronavirus. Esa es la razón por la que las estadísticas mostraban cifras muy bajas de personas contagiadas”, afirmó el jefe de Estado en el acto por el aniversario de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa.

“Gestionamos un cambio en el test para que sea más confiable y seguro, que se pueda detectar justamente a esos hermanos que son denominados asintomáticos y que lamentablemente seguían contagiando a nuestra población sin presentar ningún signo y que no eran detectados”, afirmó Arce.

Al debate se sumó el también expresidente Jorge Quiroga. Escribió en su cuenta de Twitter: “Rebrota la pandemia en Bolivia; hospitales colapsan, médicos enferman, muertos en calles, pueblo en zozobra, vacunas no llegan y niños sin clases. En esta crisis el Gobierno está inerte y atónito, oculta precios, carece de iniciativas y presidente se esconde, porque ni a Sucre va”.


Comentarios