Escucha esta nota aquí

Siete figuras importantes dentro de la estructura partidaria del Movimiento Demócrata Social (MDS) en Santa Cruz y en Beni, han presentado sus renuncias a la militancia del partido en los últimos días, develando conflictos internos en el partido político de Rubén Costas.

Este fin de semana, la expresidenta del Estado Jeanine Áñez, el exalcalde de Trinidad Moisés Shriqui, las dirigentes Mercedes Orellana y Aleida Barboza, además del exdiputado Mezoth Shriqui hicieron conocer su decisión de no continuar con Demócratas.

“En las últimas décadas, Beni ha sido manejado por viejos politiqueros; por Alex Ferrier que entregó el departamento a (Juan Ramón) Quintana y al centralismo y por Ernesto Suárez que manejó Beni como si fuera su patrimonio personal”, señaló Áñez en el video que colgó en las redes sociales y en el que presentaba su renuncia.

Áñez hizo mención a su excompañero de partido como parte de los “viejos politiqueros” con los que tuvo que luchar durante su mandato. “Le costó admitir que una mujer beniana fuera presidenta de Bolivia”.

El mismo día, pero horas antes, Moisés Shriqui hizo conocer su alejamiento, argumentando que existen diferencias en el interior del partido.

“Hago llegar mi renuncia irrevocable al cargo de miembro de la Comisión de Ética del Departamento de Beni; asimismo, mi renuncia a la militancia de la mencionada agrupación política, al existir diferencias internas en dicha organización que ocasionaron que tome esta firme decisión”, señaló Shriqui que fue uno de los hombres fuertes de Costas en Beni, junto con Suárez.

El exalcalde adelantó que se retira de la política, pero apoyará las candidaturas de Alejandro Unzueta y Cristian Cámara para la Gobernación y Alcaldía de Trinidad, respectivamente.

En Santa Cruz, ayer se dio a conocer la renuncia de Mariela Paniagua, secretaria departamental de Imagen Institucional y asambleísta departamental. “Los últimos acontecimientos muestran que ahora el rumbo de la organización política es otro, totalmente contrario a los principios y valores establecidos en el estatuto. Son nuevos tiempos y la renovación debe primar, pero debe ser real y coherente, dejando atrás las viejas prácticas políticas, la demagogia y la improvisación”, señala parte de su nota.

Estas renuncias se suman a las de dos de las figuras más relevantes de Demócratas en Santa Cruz: el exsecretario de Gobierno de la Gobernación Vladimir Peña y el exsenador y excandidato presidencial, Óscar Ortiz quienes indicaron que dejaban el partido por “la ausencia total de los procedimientos para elegir a los candidatos (a las elecciones subnacionales)”, además de una supuesta imposición de cerrar una alianza con Creemos.

Respetan las decisiones

Desde Demócratas, el dirigente departamental Marco Mejía indicó que se respeta las decisiones tomadas por los exmilitantes y que en la elección de las candidaturas se siguieron todos los procedimientos establecidos en su estatuto. “Buscamos la unidad, porque es lo que está pidiendo ahora la población”, dijo Mejía.


Comentarios