Escucha esta nota aquí

A 17 días de que se celebren las elecciones subnacionales, la guerra sucia se instaló en la campaña electoral de los frentes que pugna por la municipalidad. Por las redes sociales circulan mensajes que involucran a allegados a los candidatos a la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra, mellando así la dignidad de las personas.

El candidato por C-A, José Gary Áñez, es víctima de los ataques. Lamentó que hasta el momento no exista ningún tipo de manifestación o reproche de activistas de los derechos de la mujer para condenar esta mala práctica política.

“Es parte de la cobardía de los candidatos que van cayendo. Es parte de una cobardía que mellan dignidades, que no tienen ningún tipo de miramientos ni respeto por la mujer. En ese sentido son las entidades que defienden el derecho de las mujeres que deben pedirles públicamente a los políticos que hacen esta guerra sucia que no lo hagan”, dijo Áñez, que en la última encuesta de intención de voto aparecía en segundo lugar de la preferencia, solo superado por Jhonny Fernández, de UCS.

Precisamente el abanderado de UCS también recibe ataques por internet. Por las redes sociales circulan fotos y videos del líder ucesista acompañado por un grupo de jóvenes. Uno de ellos se hizo viral hace dos años, pero es utilizado en la recta final de la campaña.

“Fuera de lugar. Están maltratando la imagen de la mujer. No se debe utilizar ese tipo de argumento. Agreden hasta la misma inteligencia del ciudadano”, lamentó el hasta ahora concejal.

Fernández cree que no es bueno para la democracia recurrir a este tipo de material para desprestigiar al adversario.

“Hay que revisar la legislación y realizar algunos ajustes por parte del Órgano Electoral. Se debe hacer un control más efectivo para evitar el daño a las personas, a las familias y a la democracia”, indicó Fernández.

Marcos Mejía, jefe de campaña del Movimiento Demócratas, la agrupación que postula a Roly Aguilera, señaló que la guerra sucia es el instrumento de los que no tienen argumentos y que este recurso de cobardía se profundiza más aún tras el anonimato de las redes.

“Lamentablemente para quienes sufrimos este tipo de ataques es complejo llegar a los que están detrás de estas acciones.
Lo que más duele es que se involucre a las familias y a los seres queridos. Sin embargo, aprendimos que lo que no puede hacer este tipo de acciones ruines es distraernos de los objetivos de campaña y de llevar nuestra propuesta a la gente”, indicó.

La alcaldesa interina y candidata a la Alcaldía por Santa Cruz Para Todos (SPT), Angélica Sosa, lamentó la utilización de la guerra sucia en campaña. Pidió a sus adversarios que se dediquen a presentar sus propuestas en lugar de atacar permanentemente.

En ese sentido el jefe de campaña de SPT, Roberto Áñez, asegura que Sosa es la candidata más atacada por la guerra sucia.

“Todos son ataques de acoso político, discriminación, humillación hacia una mujer que se dedica a trabajar y está todos los días al frente de la lucha contra la pandemia, junto a los médicos, juntos a los vecinos, tomando decisiones duras, pero que encima los que solo aparecen en campaña electoral la critican. Ese es el machismo del Siglo XXI”, dijo Áñez.

Reserva de los sentimientos

No hay derecho de ninguna manera, es decir, todos tenemos derecho a la intimidad, a la reserva de nuestros sentimientos, de nuestras acciones”, indicó la directora de la Casa de la Mujer, Miriam Suárez, al ser consultada por EL DEBER sobre este tema.

La activista cree que cuando esas acciones afectan a la población, hay que denunciarles, pero que “el hecho de que una mujer haga algo en su vida privada no afecta a la población, no es un problema público. Los problemas personales no tienen por qué mezclarse con los problemas de la comunidad”, afirmó

Suárez cree que a la población le interesa saber qué planteamientos tienen los candidatos para solucionar los problemas.

La socióloga asegura también que existe una cosificación de la mujer dentro de la política y que, si bien se ha avanzado, no debe existir motivos para retroceder.

Hay un uso indiscriminado del cuerpo, porque no se lo hace con el cuerpo del hombre, sino de la mujer. Se está violentando y naturalizando la crueldad, la ignominia de las formas de cómo se está tratando los cuerpos femeninos para subvalorarlo”.

Lo que dicen las normas

ART. 119, INCISO D. LEY 026
Está prohibida la propaganda electoral, tanto en actos públicos de campaña como a través de medios de comunicación, que atente contra la honra, dignidad o la privacidad de las candidatas y candidatos o de la ciudadanía en general.

ART. 7. INCISO 4. LEY 348
Se consideran formas de violencia aquellas producidas por los medios masivos de comunicación a través de publicaciones, difusión de mensajes e imágenes estereotipadas que promueven la sumisión y/o explotación de mujeres, que la injurian, difaman, discriminan, deshonran, humillan o que atentan contra su dignidad, su nombre y su imagen.

Comentarios