Escucha esta nota aquí

Arturo Murillo prefiere guardar en secreto el lugar en que se encuentra refugiado. El exministro de Gobierno se abstuvo de responder al nuevo comandante nacional de la Policía, Johnny Aguilera, quien por la mañana aseguró que la exautoridad, que enfrenta un proceso por la compra de armas no letales con presunto sobreprecio, está en Panamá. Lo que sí dijo Murillo es que cuando estaba como hombre fuerte del Gobierno transitorio recibió unos audios en los que Gabriela Zapata le pide ayuda porque teme por su vida.

En la grabación, que Murillo le atribuye a la exgerente de la empresa china CAMC, la mujer asegura que Evo Morales se la llevó de su casa cuando ella era menor de edad. Además, insistió en que tuvo un hijo con el expresidente.

A través de WhatsApp, Murillo escribió a este medio. “Los audios que ustedes me mandaron y he escuchado, son reales. Los recibí de la señora Gabriela Zapata, pero no quiero hacer ningún comentario al respecto, puesto que son muy delicados y tendrán que seguir un proceso de indagación. Haré mi comunicación oficial con la prensa en el momento que lo vea por conveniente”.

Lo que sí resaltó fue que en esos audios Zapata pidió ayuda porque temía por su vida. Destacó el hecho de que ella denunció que Morales la sacó de su casa cuando era menor de edad, “lo que es otro hecho que demuestra que el expresidente cometió estupro”.

Escuche acá el audio

Al principio del primer audio, Zapata se dirige así a Murillo: “Señor ministro, soy Gabriela Zapata, recurro a usted porque yo tengo mucho miedo que el señor Evo Morales me mate”.

Luego, la acusada por el caso CAMC y que está recluida en el penal de Miraflores, en La Paz, le dijo al exministro que quiere contarle “todo lo que he vivido aterrada con este señor. Lo he conocido el año 2002, cuando yo tenía 16 años, estaba en el colegio”.

Reseñó que fue parte de las juventudes del MAS, “como cualquier joven en esa época, porque cuando hubo una elección el año 2002 todos se sentían atraídos por la revolución y sí, he conformado grupos de las juventudes de ese partido”, aseveró.

Luego aseguró que tras “conocer a este señor, me sacó de mi casa. Me hizo dejar el colegio los dos años consecutivos posteriores, porque él no me permitía acceder a la educación”.

Reiteró: “Me ha llevado lejos de mi casa, mis papás no los he podido ver posteriormente”, advirtió.

No explicó cómo, pero advirtió que volvió al colegio el año 2005 para ingresar después a la universidad. “Ese año él (Morales) ganó las elecciones y en ese tiempo yo he vivido muy mal. Este señor era un hombre sumamente violento, me ha golpeado muchas veces. Eso nunca se le pudo demostrar. Las veces que he querido probar esa situación, él siempre se ha negado de todos los abusos que me ha realizado”.

Luego habla del hijo que tuvieron juntos, de CAMC y de otros aspectos. “Por favor, señor ministro le pido encarecidamente, como mujer, que me ayude, por favor, haga justicia con esta situación, le pido por mi familia también porque ahora van a empezar a amenazarme”, señaló en otro audio.

En el MAS evitaron hacer comentarios al respecto aduciendo que, tanto Murillo como Zapata, son personajes que no tienen ningún tipo de credibilidad.

La salida de Murillo

Por su parte, el nuevo comandante de la Policía Boliviana, Johnny Aguilera, confirmó este martes que los exministros Arturo Murillo y Fernando López, de Defensa, salieron del país el 9 de noviembre por vía terrestre desde Santa Cruz.

La autoridad explicó que los informes que recibió señalan que el extitular de Gobierno se encuentra en Panamá y el expersonero de Defensa está en Brasil. Ambos salieron de la capital oriental en un vuelo oficial que partió del aeropuerto El Trompillo, y abandonaron territorio nacional, por vía terrestre, desde Puerto Suárez.

“Hemos logrado establecer una línea de tiempo que nos permite acreditar la salida de un vuelo en el FAB 046, que partió de El Trompillo rumbo a Puerto Suárez con cuatro ocupantes”, reveló Aguilera. El arribo de dicha aeronave se registró a las 14:25 y después realizaron “gestiones administrativas” para salir del país. “Migración Brasil certificó a la Dirección de Inteligencia el ingreso de ambos”, sostuvo Aguilera en entrevista con el programa ‘Antes de Mediodía’ de radio Fides.

Por la tarde de ayer, en redes sociales se difundieron imágenes del exministro supuestamente en Panamá, donde habría cumplido una cuarentena por el Covid-19 tras su llegada.

En el contacto por WhatsApp, cuando se le preguntó su ubicación, Murillo respondió que “por mi seguridad personal no puedo revelar el lugar donde me encuentro”. Luego complementó: “Yo anuncié lo que iba a pasar, anuncié quiénes me estaban siguiendo y anuncié quiénes iban a recibir premio por seguirme y por tratar de aprehenderme, pero insisto, no puedo revelar dónde me encuentro por mi seguridad personal”.

En su última entrevista con El Deber, advirtió que no sería “trofeo de narcotraficantes, ni pedófilos ni delincuentes vendidos a las mafias narcotraficantes”.

La Fiscalía anunció que requerirá ante la Interpol la activación del sello azul en contra Murillo y López, sindicados por el caso gases lacrimógenos. El fiscal Fernando Atanacio indicó que la notificación azul servirá para determinar si los exministros están fuera o en el interior del país. Señaló que la diligencia para activar el sello azul se realizará este martes.

Además, detalló que Migración envió el informe en el cual se establece que la última vez que Murillo salió del país fue antes de las elecciones y que López salió en febrero. Sin embargo, advirtió que esa información es contradictoria.

El fiscal recordó que ya emitió órdenes de aprehensión contra ambos, además de las alertas migratorias. Los dos exministros están investigados por delitos como uso indebido de influencias. La denuncia en su contra fue realizada por diputados del MAS sobre el presunto sobreprecio en la compra de armas no letales y gases lacrimógenos.