Escucha esta nota aquí

Los partidos políticos que se encuentran en competencia por la silla edil de la capital cruceña iniciaron en las últimas horas una guerra de acusaciones sobre la utilización de recursos económicos estatales para las campañas, de presencia de servidores públicos que acompañan a candidatos y hasta de apropiación de entregas gubernamentales para beneficiar a uno u otro postulante.

Uso indebido de bienes del Estado sería el cargo penal que podría caer sobre el Movimiento Al Socialismo (MAS), Demócratas y Santa Cruz Para Todos (SPT).

El MAS y las pruebas antígenas

El lunes, el Gobierno central realizó la entrega de 206.000 pruebas de antígeno nasal para Santa Cruz, en un acto que se realizó en el aeropuerto Viru Viru con la presencia de las autoridades municipales y departamentales.

Pero entre los asistentes llamó la atención la presencia de la candidata a la alcaldía de la capital cruceña por el MAS, Adriana Salvatierra, quien horas más tarde subió a sus redes sociales imágenes de ella en esa actividad oficial.

“Presente en la entrega de antígeno nasal a las autoridades departamentales y municipales de Santa Cruz por parte del Gobierno nacional”, indica el post que acompaña a las fotos que llevan el logo que Salvatierra utiliza en su campaña proselitista.

Incluso su hashtag #ConLaFuerzaDeSantaCruz es el mismo que utiliza en todas sus demás publicaciones en las que difunde las actividades que realiza durante su campaña.

Al respecto, Rolando Borda, coordinador de la campaña de la exsenadora, indicó que no existe ningún delito electoral.

“Lo único que se da a conocer es que el Gobierno nacional ha venido a hacer las entregas. Tanto Mario (Cronenbold) como Adriana son una especie de portavoces de lo que está haciendo el Gobierno, porque desde las autoridades de Santa Cruz no se dice la verdad”, indicó Borda.

La Gobernación en la mira

En el caso de Demócratas, los adversarios señalaron que el partido de la Gobernación utiliza a servidores públicos para trabajar en la campaña y que, “es sabido que realizan contrataciones de consultorías y que ese dinero luego es desviado a la campaña”, acusó Borda.

El jefe de campaña de Demócratas, Marco Mejía, quien también es asambleísta departamental dijo que la agrupación se ha caracterizado porque “las campañas electorales no deben involucrar ningún bien del Estado. Eso lo hemos tenido claro todos estos años”, dijo recordando que todo este tiempo denunciaron en distintos momentos al MAS por el uso indebido de bienes del Estado en época electoral y que SPT realiza actualmente un “uso desmedido” de lo que está haciendo el Gobierno municipal.

Sobre los servidores públicos, Mejía dijo que ellos pueden realizar actividades en sus tiempos libres y que muchos lo hacen cuando están de vacaciones.

Durante la proclamación de Roly Aguilera, se observó a varios funcionarios, en horario de trabajo y día laboral hábil, junto al candidato.

Es de conocimiento público, que las instituciones estatales realizan su programación de vacaciones a principios de año para garantizar el normal funcionamiento de éstas.

Para SPT, es guerra sucia

“Candidatos y campañas creen que crecerán atacándonos con acusaciones sin fundamento. Como Santa Cruz Para Todos tenemos clara la diferencia entre la gestión del Gobierno Municipal y la acción de nuestra agrupación”, indicó Roberto Áñez, jefe de campaña de SPT.

El exsecretario de Parques y Jardines señaló que el rastrillaje fue iniciado por las brigadas médicas en junio de 2020, cuando la pandemia por el Covid-19 estaba en su punto más alto.

Esa es una acción estrictamente de gestión y nuestra alcaldesa ha señalado que se mantendrá mientras sea necesaria. No dejaremos de estar en la calle todos los días al lado de nuestros vecinos, más allá de las estrategias de guerra sucia que llevan adelante los de siempre”, advirtió el jefe de campaña.

Comentarios