Escucha esta nota aquí

El presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, suma otra denuncia en menos de una semana, esta vez por tentativa de homicidio, lesiones graves y leves, asociación delictuosa e instigación pública a delinquir por el desbloqueo realizado en Santa Rosa de la Roca. A esta acusación suman al alcalde de San Ignacio de Velasco, Moisés Salces.

Los denunciantes son el dirigente del MAS, Rolando Cuéllar, además de los ciudadanos Crispín y Octavio Carballo.

De acuerdo a la citación,  Calvo debe acudir este miércoles 26 de agosto, a las 10:00, ante el fiscal Iván Quintanilla.

"Ambas demandas son cortinas de humo. Quieren dejar en un segundo plano la cantidad de demandas que tienen, tanto su jefe de campaña, Evo Morales, por pedofilia, fraude, por todas las cosas que hizo durante 14 años, de la misma forma contra otros dirigentes del MAS que también atentaron contra Bolivia. El pueblo se da cuenta, es inteligente, se cansó de esto", indicó Calvo.

El dirigente cívico lamentó que la justicia no haya procedido con la misma velocidad con las demandas que ellos presentaron hace meses por diversas causas. "Hasta el día de hoy han convocado a declarar. El poder Judicial sigue siendo manejado por el masismo. Están encubriendo y alcahueteando".

Calvo señaló que se presentará ante el Ministerio Público para defenderse.

En el caso de Salces, el alcalde indicó que la semana pasada se presentó voluntariamente ante el Ministerio Público y lamentó que "con una sola hojita y sin pruebas" hayan aceptado dicha demanda.

Por su parte, Cuéllar indicó que la denuncia se realizó porque supuestamente 26 personas que se encontraban en el momento del desbloqueo recibieron impactos de bala de quienes fueron a levantar el punto de bloqueo.

"Ojalá se presente, que no se declare bipolar o que tiene coronavirus. Queremos que asuma las consecuencias", dijo Cuéllar.

El dirigente informó que pidió al fiscal la orden del forense para que establezca la cantidad de heridos por bala, además demandó al Ministerio Público para que solicite el acta de la Asamblea de la Cruceñidad, realizada el 11 de agosto, donde se determinó desbloquear las carreteras del departamento.

"Queremos ver si la Asamblea de la Cruceñidad pidió conformar, con armamento bélico, grupos paramilitares para ir a asesinar a campesinos en los bloqueos", señaló Cuéllar.

La semana pasada, Calvo fue denunciado por la senadora del MAS, Elizabeth Oporto, por racismo y discriminación.  Este primer proceso se abre luego de que Calvo llamara "bestias humanas" a los bloqueadores que impidieron el paso de oxígeno y secuestraron a personas en los bloqueos.

Entre el 3 y el 14 de agosto movimientos sociales afines al Movimiento al Socialismo (MAS) realizaron bloqueos en más de 100 puntos en las distintas carreteras del país, exigiendo al Tribunal Supremo Electoral (TSE) mantener la fecha de las elecciones generales el 6 de septiembre y no así el 18 de octubre.

Como consecuencia de estas medidas, se calcula que más de 40 personas fallecieron, sobre todo en Oruro y La Paz, por la falta de oxígeno medicinal, insumo médico que quedó varado en los distintos puntos de bloqueos.