Escucha esta nota aquí

El procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, afirmó que no existe ninguna denuncia u orden de aprehensión en contra de la jueza Ximena Mendizábal, que el martes ordenó la liberación Yassir Molina, miembro de la Resistencia Cochala, tras no encontrar pruebas contundentes en su contra.

Chávez, que actuó como abogado defensor de Evo Morales y participó como delegado del MAS ante el Tribunal Supremo Electoral, afirmó que si bien no hay una denuncia en contra de la jueza, “si su conciencia le pesa, es otra cosa”.

La postura de la Procuraduría se produjo después de que la jueza denunciara que se estaba preparando un proceso en su contra, para hacer con ella lo mismo que está ocurriendo en la ola de denuncias impulsada desde el Gobierno de turno contra ex autoridades y ex funcionarios del Estado.



Comentarios