Escucha esta nota aquí

Dos sectores que sostenían duras protestas en contra el Gobierno determinaron suspenderlas hasta después de los comicios generales de este domingo. Se trata del Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública (Sirmes), que sostenía un paro indefinido desde el 19 de agosto, y del Comité Cívico de Potosí (Comcipo), que ingresó en paro indefinido esta semana.

En el caso de los trabajadores de salud, lo confirmó Fernando Romero, representante del Sirmes de La Paz, quien dijo que los galenos suspendieron el paro en atención al auto de buen gobierno.

"Esta determinación la hemos asumido a través de una resolución, que indica que a partir de esta jornada (jueves) y por el tiempo que dure el auto de buen Gobierno, es decir jueves, viernes y lunes; vamos a atender normalmente en los hospitales del área rural y urbana", dijo a los periodistas.

Por su parte, Marco Antonio Pumari, presidente de Comcipo, garantizó que, en respuesta al auto de buen Gobierno, desde este viernes se levantarán los bloqueos y se abrirán las instituciones; aunque adelantó que se embanderará a toda la Villa Imperial, como forma simbólica de protesta.

"Va a ser (una jornada) tranquila, vamos a ir a las urnas y vamos a demostrar el descontento de parte de Potosí hacia el gobierno de Evo Morales", aseguró Pumari en una entrevista en radio Compañera.

Vocal Costas anticipó apelar a la Policía

El vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Antonio Costas, había anticipado hace tres días que en caso de no suspenderse las protestas la Policía iba a tener que intervenir las mismas, para hacer respetar el auto de buen Gobierno.

"Estimo que se van a resolver (los conflictos), exhortamos a que eso ocurra, si no se va hacer cumplir la ley; la ley dice que no puede existir (grupos, reuniones), la policía tendrá que intervenir (…) para desmontar una huelga”, afirmó a inicios de semana.

En entrevista con EL DEBER el vocal ratificó esta versión y dijo que "preservar el orden depende de la Policía", y que no era una atribución directa del Órgano Electoral.

Lo que dice la norma

La ley de Régimen Electoral, en su artículo 148 establece que, durante el día de la elección, referendo o revocatoria de mandato, "el Órgano Electoral Plurinacional asume el mando de la fuerza pública", desplegada para garantizar la seguridad en todos los recintos y Tribunales electorales.

El artículo 149 de esta norma reafirma además que las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana "brindarán toda la colaboración solicitada por el Órgano Electoral Plurinacional", para garantizar la seguridad en todas las actividades en las que sean requeridas.

Es decir, que tanto las Fuerzas Armadas como la Policía Boliviana quedan bajo el mando del TSE el día de la elección. El auto de Gobierno rige 48 horas antes de los comicios generales, es decir, a partir de las 00:00 de este viernes.