Escucha esta nota aquí


La ejecución presupuestaria de la Gobernación de Santa Cruz en la gestión 2021 fue superior a las gestiones del 2020 y 2021, según el informe presentado ayer por el ente gubernamental. La información suministrada por las autoridades departamentales mostró que el año pasado se ejecutó el 83,9% de los recursos presupuestados, mientras que en 2020 y 2019 se alcanzó el 82,8% y un 81,3%, respectivamente.

El secretario de Hacienda de la Gobernación, Orlando Saucedo, dijo que con estas cifras se ha pasado de ejecutar Bs 4,1 millones a Bs 6,3 millones por día, lo que significa que existe un incremente de un 54% diario, en lo que viene a ser la ejecución presupuestaria entre una y otra gestión.
“También hemos disminuido nuestro gasto corriente en Bs 1,9 millones, (de Bs 137 millones a Bs 135 millones) en recursos que han sido destinados a la inversión pública, porque la misma se incrementó en Bs 78 millones en comparación al 2020 (de Bs 225 millones a 304 millones), lo que equivale a un 35% más”, señaló Saucedo. 

Por otro lado, el gobernador Luis Fernando Camacho dijo que es una ejecución importante, sobre todo al haber asumido la gestión en mayo de 2021. “Me comprometí en una gestión enfocada en la gente y para beneficiar al ciudadano, en vez de los políticos, por eso hicimos un plan de austeridad fuerte, reduciendo el gasto corriente e incrementando la inversión pública”.

Agregó que el dato más importante de la gestión gubernamental que llevan adelante tiene que ver con el área de la salud, porque se tiene una inversión de Bs 54 millones, que representa un 17% más que en el 2020, solamente en los hospitales de 3er nivel, “que ha sido bueno y necesario, sobre todo en tiempos de pandemia (provocada por el Covid-19)”, afirmó.

Propuestas sin cumplir

El exsecretario de Gobierno de la Gobernación de Santa Cruz, Vladimir Peña, dijo con relación a los datos de ejecución presupuestaria presentados ayer por el ente departamental, que son importantes porque muestran la capacidad de gastos que se tienen, pero el dato real para conocer si una gestión de gobierno ha sido positiva o no, tiene relación con sus propuestas presentadas y el cumplimiento de las promesas.

“Creo que en esta época de crisis hay que ver si los resultados de la gestión fiscal que termina condicen con las necesidades de la gente y las propuestas que se han presentado. Por ejemplo, para la gestión del señor (Luis Fernando) Camacho dijeron que iban a comprar tres millones de vacunas, pero no compraron ninguna. También dijeron que para septiembre (de 2021) el 100% de la población iba a estar vacunada, y no se llegó ni al 50%, y, por último, señalaron que iban a generar 70.000 empleos, pero hasta ahora no se conoce ni uno solo”, cuestionó el exfuncionario de la Gobernación en la gestión de Rubén Costas.

Peña indicó que estos parámetros de la ejecución presupuestaria pueden ser “muy mentirosos” cuando son contrastados con las propuestas y expectativas planteadas. “Otro ejemplo, más allá de los números, el gobernador dijo que se han ahorrado recursos de gastos, que pareciera ser algo positivo, pero estos gastos que no se hacen significa, por ejemplo, quitar médicos, enfermeras y el personal sanitario para que no funcione el hospital de Montero, por lo que creo que es una medida desacertada”, cuestionó.

Finalmente, dijo que la ejecución se tiene que analizar en forma integral, viendo en qué se ha gastado y si estas necesidades corresponden a las del ciudadano, complementó la exautoridad departamental.

Comentarios