Escucha esta nota aquí

Sin confrontación y con relativa tranquilidad transcurrió el proceso electoral en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. 

Se registraron algunos reclamos de ciudadanos por no estar habilitados, junto a la demora en la apertura de mesas por la falta de jurados electorales y la lentitud en el ingreso para sufragar, debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus.

Con algunas excepciones, los centros de votación de la capital cruceña abrieron a tiempo. A las 17:00 horas en varios recintos electorales empezó el conteo de votos a puertas abiertas para que cualquier ciudadano pueda presenciar dicho proceso. 

Ante la mirada de delegados y algunos electores presentes, los jurados iniciaron el recuento de votos en el colegio Ramón Darío Gutiérrez.

De igual forma, en el colegio Monseñor Santistevan también se llevó a cabo, sin incidentes, el recuento de las papeletas. El mismo panorama se observó en el colegio Sagrado Corazón de María, ubicado en el barrio Guaracal.

El presidente del Tribunal Electoral Departamental, Saúl Paniagua, junto a algunos vocales calificaron de positiva la jornada de votación por el funcionamiento de las 9.016 mesas habilitadas.

Ponderaron la asistencia masiva de la población que suma 1.886.386 personas habilitadas.

Pasadas las 18:00 horas se instaló un estricto control en los puntos de acceso al centro de cómputo del TED-Santa Cruz de la Expocruz, por parte de uniformados. Arturo Murillo, ministro de Gobierno en un informe que ofreció desde la capital cruceña destacó que la gente acudió a votar masiva y normalmente, por lo que fue una jornada electoral en paz, salvo algunos incidentes de escasa importancia. 

En la ciudad capital se reportó un hecho de falsificación de permisos de circulación, por el que se detuvo a 16 personas.

Destacó el sistema de Inteligencia, tanto de la Policía nacional como de las Fuerzas Armadas.

Comentarios