Escucha esta nota aquí

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) lanzará en 2021 una licitación pública para actualizar la plataforma biométrica. Así lo confirmó de manera primicial la vicepresidenta del ente electoral, María Angélica Ruiz.

“El próximo año vamos a lanzar una licitación pública para hacer la actualización de la plataforma biométrica para tener una multibiometría o aspectos que son mucho más modernos que los actuales”, indicó Ruiz, quien estuvo en Santa Cruz participando del conversatorio La evolución histórica del crecimiento del padrón, mitos y realidad, donde se aclararon varios aspectos relacionados a este tema que ha estado sujeto a pedidos de auditorías por actores políticos y sociales en las últimas semanas, luego de las elecciones generales del 18 de octubre.

Ruiz explicó que en esta actualización no es necesaria la reinscripción del padrón, pero que podría incluir nuevas medidas de seguridad como la lectura del iris, aparte de las actuales que existen como la de las huellas dactilares.

“Te permite hacer una revisión integral de cada uno de estos registros, de sus contenidos uno a uno. Es casi como una auditoría adicional y lo que incorporas son elementos más de seguridad y de relaciones. Puedes implementar el iris, ya no el reconocimiento facial, pero eso lo haces de manera paulatina, porque nuestro padrón, así lo han dicho los organismos internacionales, es uno de los más confiables de Latinoamérica y uno de los más modernos”, señaló la vocal.

Posibles cambios

Otro punto señalado por Ruiz tiene que ver con algunas de las recomendaciones de los organismos internacionales, como el caso de la comunicación.

Un tema que ha sido bastante recomendado es la capacidad de respuesta en la comunicación, sobre todo por la cantidad de fake news que existen. Creo que eso es un punto fundamental para poder mejorar y continuar con las líneas de las ISO que estamos incorporando para tener una certificación de calidad”, adelantó.

Sobre grandes cambios para las elecciones subnacionales del 7 de marzo de 2021, explicó que es un poco complicado, porque la fecha de los comicios “está a la vuelta de la esquina”.

“Hemos sacado muchas reglamentaciones innovadoras, pero hay que empezar a generar un precedente electoral que ayude a formar una doctrina en esta materia”, indicó Ruiz.

Conversatorio sobre el padrón

El documento "La evolución histórica del crecimiento del padrón, mitos y realidad", hace una referencia de cómo ha sido el comportamiento del padrón en los últimos 30 años para tener una visión clara y completa de todas las situaciones que inciden sobre el mismo.

Uno de los aspectos que se toman a consideración del estudio es el alto índice de ciudadanos indocumentados que existía en la década de los 90, cuando una gran cantidad de bolivianos no contaban para los registros civiles del país.

“En la década de los 90 el gran problema fue el de la indocumentación y (se analiza) cómo esa brecha ha ido bajando y cómo ha afectado en el padrón. Personas que no existían legalmente en el país ahora son incorporadas dentro de un sistema democrático”, explicó la vicepresidenta del TSE.

Además, otro punto importante era el de la cantidad de documentos que se utilizaban para votar, como la libreta de servicio militar, el RUN y el pasaporte, aparte de la cédula de identidad.

“Creo que un hito muy importante fue la incorporación de la biometría, porque ya no depende del documento el registro, sino que te da la unicidad del registro es la biometría que son tus diez huellas dactilares más tu reconocimiento facial”.

Es allí donde surgen los problemas de duplicidad en los números de cédulas de identidad que, de acuerdo a Ruiz, en los últimos años se ha ido subsanando.

En la auditoría de 2017, de la OEA, teníamos alrededor de 47 mil casos de cédulas de identidad que tenían algún problema de personas que compartían un mismo número. Hoy tenemos 336 por estas medidas de la unión (de datos) con registro civil. De las más o menos 72 mil situaciones que había entre libretas de servicio militar y RUN hoy no llegamos ni a tres mil”, informó Ruiz.

Otro punto que se analiza en el documento es la migración, interna y externa, que ha ido modificando los padrones departamentales en los últimos años.

Comentarios