Escucha esta nota aquí

Un niño de 10 años resultó gravemente herido tras sufrir un accidente de tránsito, cuando conducía un vehículo de servicio público, tipo taxi, llevando a su padre en estado de ebriedad.

De acuerdo con el reporte policial, el hecho ocurrió a la altura de la localidad de Betanzos, sobre la carretera que une Potosí con Chuquisaca, alrededor del mediodía del miércoles.

En contacto con EL DEBER, el director provincial de la Policía, subteniente Diego Zarcillo, informó que la colisión frontal se produjo porque el taxi invadió el carril por donde transitaba un camión en sentido contrario.

La autoridad confirmó que el niño estaba al mando del vehículo liviano, que es propiedad de la familia, una vagoneta marca Toyota, mientras que el padre viajaba como acompañante en estado etílico. 

Lamentablemente el menor resultó con heridas múltiples y tuvo que ser trasladado de emergencia hasta el Hospital Daniel Bracamonte, de la capital potosina, mientras que su progenitor, un hombre de 30 años de edad, fue llevado al centro de salud de Betanzos.