Escucha esta nota aquí

Al mal tiempo, buena cara. Esta actitud han asumido los jugadores de Blooming y Real Santa Cruz, que este miércoles jugarán un partido amistoso en el estadio albo pese a que están en paro por sendas demandas salariales.

El  equipo celeste hace más de una semana que no trabaja de manera regular, pues a sus reclamos por el impago de sueldos atrasados se suma la falta de un entrenador debido a que el chileno Miguel Ponce regresó su país para dirigir a La Serena.

Al plantel académico se le debe sueldos desde el mes de junio, mientras que a los albos desde abril.

Los dos equipos pactaron un partido para este miércoles, a las 9:00, para no perder ritmo de preparación.

El volante uruguayo Christian Latorre hará de entrenador y jugador con el apoyo del mediocampita Joselito Vaca. Entre tanto, Álvaro Peña dirigirá al cuadro merengue ante la  ausencia de su hermano, José ‘Pepe’ Peña, el DT del equipo.