Escucha esta nota aquí

El director técnico José Peña explicó los motivos que lo llevaron a presentar una demanda laboral en contra de Real Santa Cruz para cobrar nueve meses de sueldo y un premio que se le adeuda por el ascenso a la División Profesional.

Peña dejó la dirección técnica del equipo albo en enero de este año cansado de esperar el pago de su salario, pues el club le debía desde abril a diciembre de 2020, deuda que hasta la fecha no ha sido saldada.

“Después de décadas, soy el primero que se ha animado a cobrar mediante una demanda laboral. Lo que pasa es que los técnicos no tenemos apoyo y no contamos con los medios para cobrar a los clubes, no tenemos ayuda y la asociación de entrenadores te llama para ponerte al día en tus pagos para dirigir en la ACF”, dijo Peña a DIEZ.

Agregó que no quiere cobrar ni un boliviano más, pero tampoco un boliviano menos, ya que ese dinero que reclama debe repartirlo entre sus ocho colaboradores en el cuerpo técnico.

“Me animé a hacerlo por esta vía, porque de alguna manera sentaremos un precedente. Me va a costar muchas cosas, pero mi dignidad no la voy a vender. Represalias siempre van a haber, pero si no lo hago yo, no lo hace nadie. El cambio tiene que comenzar por uno mismo”, expresó el ex-DT de Real Santa Cruz.

El abogado laboralista Jaime Pérez Viviani es quien representa a José Peña y la documentación ya fue presentada el lunes. Además, el entrenador cuenta con el apoyo de Fabol (Futbolistas Agremiados de Bolivia).

“Ya van ocho meses de este año y no me han pagado nada. Desde el primer sueldo que me deben han pasado 17 meses. No voy a cansarme de luchar por lo que es correcto”, agregó Peña.

Aclaró que este no es un tema personal con ningún directivo, ya que Real Santa Cruz le debe como institución más allá de quiénes la conducen.

Comentarios