Escucha esta nota aquí

Oriente Petrolero tuvo que hacer un gra esfuerzo este miércoles para superar a Real Santa Cruz por 3-2 en el estadio Gilberto Parada de Montero.

Refineros y albos pusieron en marcha la fecha 20 del torneo Apertura con un encuentro jugado con mucha intensidad y que dejó como saldo cinco goles.

Con esta victoria, el equipo que dirige Erwin ´Platiní’ Sánchez cura la herida que le había causado la goleada que le propinó en la fecha pasada The Strongest en La Paz (7-0), pues suma tres puntos valiosos que le dan un mejor panorama en el campeonato y por ende en la tabla de posiciones.

Real batalló para lograr un resultado favorable pese a que al término del primer tiempo había encajado dos goles, el de Alan Merado a los 17’ y el de Kevin Salvatierra a los 39’, producto de la presión ofensiva que ejerció Oriente.

Errores defensivos al comienzo de encuentro por poco permiten que Real abra el marcador. Fue una señal para Oriente, que enfrentó a un rival que tuvo en el  medio a Carlos Ribera como su mejor exponente y al venezolano José Caraballo al delantero que luchó todas las pelotas que pasaron por su sector.

A los dos minutos de comenzado el segundo tiempo sorprendió el cuadro merengue con el gol del lateral Miguel Becerra, quien se anticipó a Navarro tras un centro desde la izquierda de Lucas Gómez.

A partir de esta conquista el encuentro creció en dinámica e intensidad. Se generó peligro de gol en ambas porterías. Kevin Salvatierra y Alexis Ribera le dieron un arduo trabajo al buen golero Leo Romero y lo propio ocurrió con Carlos Ribera y Carballo, que fueron el dolor de cabeza de la zaga refinera.

A los 77 minutos se marcó el gol de la paridad para los albos mediante Gómez y en una jugada que gestó Caraballo por izquierda.

Partidazo era el que se estaba desarrollando en el Gilberto Parada con semejante desenlace. Ninguno de los dos equipos bajaba los brazos en su intento de lograr un resultado favorable.

El que desniveló el marcador fue Santos Navarro a los 80 minutos. Gol del lateral, que había cambiado su rol con el ingreso de Marcelo Suárez. Proyectado en ataque aprovechó que Marco Bueno peinó la pelota para quedar de frente al arco y con un gran recurso técnico definió ante la salida de Romero. 

Fue el definitivo, el que cerró el partido a favor de Oriente, que suma 20 puntos en la tabla de posiciones y deja a Real Santa Cruz en la penúltima ubicación con 18.


Comentarios