Escucha esta nota aquí

La situación en Real Santa Cruz no cambió, pero según el presidente del club, Carlos Sánchez, están trabajando para llegar a un acuerdo con los futbolistas y cumplir con lo establecido en sus contratos hasta fin de año. También responderán a las dos demandas que ingresaron el nacional Rodrigo Lafuente y el venezolano José Caraballo.

“La economía está muy complicada para todos los clubes porque no hay ingresos por ningún concepto, pero estamos haciendo todo lo posible por solucionar los problemas. Esperamos tener una reunión hoy (sábado) con algunos jugadores o si no el día lunes”, aseguró a DIEZ, Sánchez, con una voz serena, a pesar de los problemas.

Según Sánchez, están haciendo las gestiones para evitar resolver las diferencias en la justicia deportiva, pero ya les llegaron las notificaciones de las demandas que ingresaron Lafuente y Caraballo. “Uno puede ir al club y conversar para llegar a un acercamiento”, dijo con el afán de reflexionar a los futbolistas.

Los jugadores ingresaron en paro el jueves y no han vuelto a entrenar ni se presentaron al amistoso que tenían pactado con Oriente Petrolero para este sábado. Les deben hasta ocho meses de salarios y a otros cinco meses, pero piden al menos el pago de dos para retornar al trabajo.

“No se les debe ocho meses, salvo a algunos jugadores que no aceptaron el descuento por la pandemia. No quisieron recibir, pero no es tanto. Existe un compromiso y lo vamos a honrar. Trataremos de llegar a fin de año sin ninguna deuda”, agregó el titular albo.

DIEZ conoció que el argentino Lucas Gómez también puede ingresar un recurso ante FIFA para que le paguen el tiempo trabajado. Antes, Ezequiel Michelli también optó por este camino y lo ganó. Mientras que Carlos Nava, Alcides Peña y Jhon Jairo Villegas ya no forman parte del club. El primero por indisciplina, el segundo porque dejó de asistir al club y el tercero porque decidió irse a otro equipo.