Escucha esta nota aquí

Las explosiones se produjeron durante el rezo del viernes en una mezquita chiita de la ciudad de Kandahar, en el sur de Afganistán.

Las imágenes son actualmente imposibles de autentificar. Pero las que circulan por las redes sociales muestran cuerpos ensangrentados tendidos en el suelo dentro de la mezquita Fatemieh, también conocida como mezquita Imam-Bargah.

Según una fuente médica, al menos 32 personas murieron y 53 resultaron heridas en una o más explosiones en la mezquita chiita de la ciudad de Kandahar, en el sur de Afganistán, durante la oración semanal del viernes.

"Nos entristece la noticia de una explosión en una mezquita de la hermandad chiita (…) en la ciudad de Kandahar, en la que varios de nuestros compatriotas murieron o resultaron heridos", tuiteó el portavoz del Ministerio del Interior talibán, Qari Sayed Khosti.

Tres explosiones

Un testigo, que pidió el anonimato, dijo a la AFP que escuchó tres explosiones, una en la puerta principal de la mezquita, otra en su parte sur y la última donde los creyentes acuden a hacer sus abluciones.

Una quincena de ambulancias acudieron al lugar de los hechos, mientras que las fuerzas de seguridad talibanes se desplegaron alrededor del lugar, cuyo acceso permaneció bloqueado, constató la AFP.

Estas explosiones se producen exactamente una semana después de un atentado suicida contra una mezquita chiita en Kunduz, al noreste de Afganistán. El atentado, en el que murieron decenas de personas, fue reivindicado por la organización Estado Islámico.

Desde la llegada al poder de los talibanes, los atentados atribuidos al grupo Estado Islámico se han multiplicado en el país, planteando serios problemas de seguridad al régimen de Kabul.


Comentarios