Escucha esta nota aquí

El grupo aéreo Air France-KLM anunció este lunes el aumento del precio de sus billetes de entre 1 y 12 euros para compensar el sobrecoste del uso parcial de combustible más sostenible que permite reducir las emisiones de CO2. 

A partir de esta semana, toda persona que compre un billete de avión de Air France o KLM proveniente de Francia o Países Bajos deberá pagar una contribución “Combustible sostenible de aviación”.  



El monto del sobrecosto variará según la distancia y la tarifa ('Economy': de 1 a 4 euros / 'Business': de 1,50 a 12 euros), según dijo Air France en un mensaje a sus clientes. 

También se verán afectadas las otras compañías del grupo: la holandesa KLM y la de bajo coste Transavia. 

En realidad, los aviones sólo contarán con entre “0,5% al 1%" de combustible más sostenible, fabricado a partir de aceites usados o residuos forestales y agrícolas. Este carburante permite reducir las emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero, en un 75% respecto a los combustibles fósiles. 

Francia instauró el 1 de enero la obligación de incorporar un 1% de combustible sostenible en el querosén de la aviación, porcentaje que debe aumentar al 2% para 2025 y al 5% para 2030.  

La Comisión Europea propone también un aumento gradual del 2% en 2025 al 63% en 2050, cuando se fijó alcanzar la neutralidad de carbono. 

El transporte aéreo mundial, que contribuye en un 2,5% a un 3% de las emisiones mundiales, también tiene como objetivo alcanzar las cero emisiones netas en 2050. 

Sin embargo, el freno al mayor uso de estos combustibles es su elevado precio, entre cuatro y ocho veces más alto que el del querosén, debido, entre otros, a su producción insuficiente. 

"La aparición de canales de producción a gran escala en Francia y en Europa permitirá reducir el costo", según Air France, que, al igual que el resto de aerolíneas, debe enfrentar las deudas provocadas por la crisis del covid-19. 


Comentarios