Escucha esta nota aquí

Berlín admitió este viernes por primera vez haber cometido un "genocidio" en Namibia contra las poblaciones herero y nama durante la época colonial, entre 1884 y 1915. Para el país africano, la decisión de Alemania es un "paso en la dirección correcta". Este anuncio es el resultado de largas negociaciones entre los dos Estados.

Con Sergio Correa y Pascal Thibaut, corresponsales de RFI en Berlín

Fueron necesarios más de cinco años de largas y arduas negociaciones antes de llegar a un acuerdo. "Ahora llamaremos oficialmente a estos hechos lo que son: genocidio", dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Heiko Maas.

Alemania, potencia colonial desde 1884, reprimió violentamente las revueltas de las tribus herero y nama a principios del siglo XX, utilizando métodos genocidas con asesinatos en masa y campos de concentración. Decenas de miles de personas fueron las víctimas.  

Los colonos alemanes mataron a decenas de miles de personas durante las matanzas perpetradas entre 1904 y 1908, consideradas por numerosos historiadores como el primer genocidio del siglo XX.

Estos crímenes envenenan desde hace años las relaciones entre los dos países. Las autoridades de Namibia exigían disculpas oficiales de parte de Alemania y una compensación, pero Alemania se oponía y argumentaba que millones de dólares ya habían sido entregados a Namibia desde su independencia en 1990 para contribuir a su desarrollo.

1.100 millones en 30 años

El reconocimiento del genocidio por parte de Alemania no conduce a la indemnización ni abre el camino a la misma. Sin embargo, se pagarán 1.100 millones de euros en 30 años para apoyar proyectos de infraestructura para las poblaciones herero y nama. El acuerdo aún tiene que ser ratificado por los parlamentos de ambos países, lo que se hará en el Bundestag antes de las elecciones de septiembre.

El gobierno alemán se negó a reconocer estas ayudas como reparaciones, sino como una obligación moral, para cubrirse de futuras demandas. Algunos grupos políticos en Namibia se quejaron que Alemania hubiera negociado con el gobierno y no directamente con las dos tribus que fueron diezmadas por las tropas alemanes.

Las tribus herero representan actualmente en torno al 7% de la población namibia, frente al 40% a principios del siglo XX.

"Un primer paso"

Namibia calificó este viernes de "paso en la dirección correcta" la decisión de Alemania .

"La aceptación por parte de Alemania de que se cometió un genocidio es un primer paso en la dirección correcta", dijo a la AFP Alfredo Hengari, el vocero del presidente namibio Hage Geingob.

"Es la base de la segunda etapa, que consiste en disculparse y prever una reparación", dijo.

El presidente de Namibia organizará en las semanas venideras encuentros con los responsables de las comunidades de hereros y namas, sobre las "modalidades de aplicación de lo acordado con Alemania", dijo Hengari.

Comentarios