Escucha esta nota aquí

Tras el violento ataque que sufrió un grupo de migrantes venezolanos en la ciudad de Iquique, el norte de Chile, la Fiscalía chilena abrió una investigación. El Gobernador de la región repudia los hechos y denuncia la inacción del gobierno ante una situación de emergencia humanitaria. Entrevista exclusiva.

Una violenta manifestación con banderas anti-inmigrantes y xenófobas ocurrió el viernes en la ciudad norteña de Iquique, luego de que la policía desalojara una plaza donde acampaban familias de migrantes venezolanos. Las imágenes de las escenas dieron la vuelta al mundo, desatando indignación en el país por el grado de xenofobia y violencia de tales actos, condenados por  a ONU a través de sus organismos de protección de la infancia y de los migrantes, UNICEF y ACNUR.  

Además de la investigación abierta por la Fiscalía, el gobernador de la región de Tarapacá, José Miguel Carvajal, tras repudiar los hechos ocurridos, presentó un recurso de protección contra el presidente chileno Sebastián Piñera, al que designa como responsable de la violencia por “su inacción frente a la crisis migratoria y la emergencia humanitaria”.

José Miguel Carvajal: Yo lo quiero decir de manera muy personal que a nosotros nos duele en el alma lo que sucedió aquí. Esto genera un profundo dolor a nivel de la región donde hemos sido en los últimos 30, 40 años ejemplo de integración en términos comerciales culturales, sociales. Una de nuestras comunas es por lo demás una comuna multicultural, (la comuna de Alto Hospicio) y la única de la comuna del país que tiene esa denominación, pero lamentablemente lo sucedido es consecuencia de la omisión y la irresponsabilidad de quien gobierna este país, Sebastián Piñera. 

Él es el principal responsable de estos hechos que han afectado con mucha preocupación a miles de personas a lo largo del país y también del mundo con esas duras imágenes. Es para nosotros un sentimiento de mucha tristeza.  El gobierno no ha hecho nada para enfrentar esta situación migratoria que ha provocado, después de un año, una serie de complejidades para la sociedad y también para los vecinos y vecinas de nuestra región.

RFI: Gobernador Carvajal, usted dice que el culpable es el presidente Sebastián Piñera, ¿por qué?

José Miguel Carvajal: El gobierno nunca atendió, desde el inicio de esta situación, y hoy día ni siquiera ha sido capaz de implementar una ley de migración que él mismo aprobó en el mes de abril. Claramente, lo que pudimos notar es que este gobierno no fue capaz de prevenir la situación fronteriza, tampoco la perspectiva humanitaria que requiere un problema tan complejo como este flujo migratorio que estamos viviendo. Pero lo más, importante es que el gobierno ha sido soberbio y no ha querido trabajar en colaboración ni con sus padres de Perú, ni Bolivia. 

Tampoco en colaboración con los alcaldes que son los gobiernos comunales, ni con el gobierno regional. Nosotros no hemos tenido nunca una convocatoria de parte de este gobierno para poder enfrentar esta tremenda situación en una coordinación mayor. En segundo lugar, como este gobierno no tiene una política ni una estrategia migratorias, hoy no sabemos lo que quiere hacer con los ciudadanos migrantes que tenemos aquí, no tenemos identificado de qué forma va a poder acompañarlos en el mediano y largo plazo, no sabemos cuáles son sus acciones concretas como para saber de qué manera integramos a estos migrantes que fueron invitados a nuestro país y que fueron abandonados luego en este territorio. 

Recordemos que hemos visto perder la vida de 12 migrantes venezolanos, en la cordillera.  Todo esto es tremendamente doloroso y es responsabilidad del gobierno que no lleva ninguna acción y tampoco ha permitido que nosotros podamos hacer el trabajo humanitario, que principalmente es lo que hay que hacer hoy.

Extracto de la entrevista realizada por Paula Estañol el 26/09/2021

Unos 12 migrantes murieron en la ruta por la cordillera tratando de llegar a Chile este año. Actualmente en Chile, miles de venezolanos indocumentados cruzan la frontera entre Bolivia y Chile por pasos no habilitados en el altiplano.

Según José Miguel Carvajal, "las 100 familias que fueron desalojadas de  la Plaza Brasil, hoy estaban deambulando en distintos espacios públicos reubicándose alojándose nuevamente con carpas en las playas de Iquique y otros están movilizándose para organizar tomas de la comuna de Alto Hospicio”.

EL ministro del interior chileno, Rodrigo Delgado, dijo estar en desacuerdo con la protesta y afirmó que se seguirá “con los desalojos en todos los espacios públicos que se requieran y también con el plan de expulsiones de migrantes indocumentados”.

Comentarios