Escucha esta nota aquí

El Tribunal Constitucional de Cabo Verde autorizó la extradición a Estados Unidos del empresario colombiano Alex Saab, cercano al gobierno de Venezuela y acusado de fraude por la justicia estadounidense, según una sentencia comunicada el martes.

Esta decisión se produce tras un año de embrollo judicial de este empresario de 49 años, detenido en junio del año pasado en este archipiélago situado frente a las costas del noroeste de África.

   Saab es acusado por Estados Unidos de manejar una vasta red para que el presidente Nicolás Maduro y su gobierno pudieran desviar en su beneficio ayuda alimentaria con destino a Venezuela.

   Un tribunal de Miami lo inculpó en julio de 2019 por blanqueo de dinero.

   El Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (ECOWAS) pidió la liberación de Saab en marzo.

   Pero el Supremo de Cabo Verde desestimó esta petición y autorizó la extradición del empresario, que se encuentra en arresto domiciliario.

   Tras un recurso presentado por Saab, el Tribunal Constitucional "confirmó la autorización legal de extraditar al acusado a Estados Unidos", indicó en su sentencia del martes.

   De momento se desconoce cuándo se producirá su envío a territorio estadounidense.

   "Luego de esta decisión del Tribunal Constitucional de Cabo Verde, Saab y Maduro no tienen más recursos legales para impedir lo que es inevitable: la justicia y el fin de la impunidad", dijo Julio Borges, exdiputado venezolano y cercano colaborador del líder opositor Juan Guaidó.

   Añadió que la extradición de Saab "abre las puertas para lograr justicia contra quien se ha enriquecido con el hambre de los venezolanos y se convirtió en el artífice de la corrupción y el crimen que sostiene a Maduro".

    "Bisagra de los negocios" 

   Con su socio Álvaro Pulido, también acusado de lavado de dinero, Saab habría transferido presuntamente 350 millones de dólares fuera de Venezuela a cuentas extranjeras de su propiedad o que controlaban. Ambos podrían ser condenados a hasta 20 años de cárcel.

   El gobierno de Maduro, que otorgó a Saab la nacionalidad venezolana y le aporta apoyo diplomático, calificó la detención de "arbitraria".

   La oposición señala a Saab de ser "testaferro" de Maduro y su familia, mientras en la tolda opuesta han sido estampados mensajes pidiendo "Libertad para el diplomático Alex Saab" o #FreeAlexSaab", en letras negras y rojas en muros de Caracas. El gobierno además ha emitido múltiples notas de protesta exigiendo su libertad y catalogando su arresto de "secuestro".

   "Nunca antes el chavismo hizo tanto por alguien. ¿Qué explica que se esté moviendo cielo y tierra, que se le busque dar inmunidad diplomática?", dijo a la AFP en Caracas Roberto Deniz, periodista del sitio Armando.info, que ha escrito exhaustivamente sobre el caso Saab, quien llegó a demandarlo en justicia.

   "Es evidente que hay mucho temor, no solo porque pueda revelar información sobre coimas, sitios donde se movió dinero, sobreprecios", sino porque él "era la bisagra de muchos de estos negocios que empieza a hacer el régimen de Nicolás Maduro con otros países aliados (...) y es evidente que es un señor que debe tener muchísima información", añadió.

   La exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, lo ha catalogado como "el principal testaferro del régimen" de Maduro y su familia, y aseguró que ha consignado pruebas ante "algunas autoridades".

   Desde que fue arrestado, el equipo legal de Saab asegura que ha sido sometido a "torturas físicas y psicológicas", que ha perdido peso y su vista se ha comprometido. Ahora, rumbo a Estados Unidos, asegura que su vida correrá peligro.

Comentarios