Escucha esta nota aquí

La COP15 de China, la conferencia de la ONU sobre biodiversidad, está en marcha. En un discurso grabado en video, el presidente chino anunció un fondo de más de 233 millones de euros para ayudar a conservar la biodiversidad en los países en desarrollo y un esfuerzo para desarrollar las energías renovables.

Las ONG y los diplomáticos presentes en Kunming esperaban un anuncio contundente para intentar revertir la pérdida de biodiversidad. Este discurso es solo el principio y va dirigido a quienes vienen reclamando, sobre todo en África y Sudamérica, una ayuda a los países desarrollados para proteger los bosques primarios, los humedales y otras praderas que aún se conservan en parte ante el avance de las megaciudades.

Una inversión esencial

"China tomará la iniciativa de crear el fondo de biodiversidad de Kunming con un aporte de capital de 1.500 millones de yuanes (233 millones de dólares) para apoyar la conservación de la biodiversidad en países en desarrollo", anunció el presidente chino, Xi Jinping, el martes en la COP15.

A nivel local, el presidente chino anunció una aceleración de los proyectos de energía fotovoltaica y eólica a gran escala, con música e imágenes de gigantescas paletas de aerogeneradores tendidas en las arenas del desierto de Gobi en los fragmentos difundidos por los medios de comunicación estatales.

El objetivo es llegar a una declaración conjunta al final de la conferencia, el próximo mes de mayo, de los compromisos de los países para proteger el 30% de sus zonas terrestres y marítimas. Es imposible alcanzar los objetivos del Acuerdo Climático de París sin invertir en biodiversidad.

"Estamos perdiendo nuestra guerra suicida contra la naturaleza", comentó alarmado el secretario general de la ONU, António Guterres, advirtiendo de que "el hundimiento de los ecosistemas podría costar casi tres billones de dólares al año para 2030" y que esto impactaría, sobre todo, en los países empobrecidos.

"La COP15 es nuestra oportunidad para pedir un alto el fuego, con la COP26 sobre el clima" que se celebrará a partir del 31 de octubre en la ciudad escocesa de Glasgow, añadió.

La COP15 se lleva a cabo conjuntamente con la COP26 de Glasgow, por lo que también es un importante escaparate para la diplomacia china, que pretende reclamar la supremacía moral en la gobernanza medioambiental mundial.

Comentarios