Escucha esta nota aquí

Li Yundi, reconocido pianista, ha sido detenido por la policía en Pekín, según la prensa china. Se sospecha que ha mantenido relaciones con una prostituta, motivo suficiente para interrumpir una carrera en el contexto de la represión en el mundo del espectáculo.

Con nuestro corresponsal en Pekín, Stéphane Lagarde.

"Yundi Li, representando a China, candidato 49" del prestigioso concurso Chopin. Pajarita, smoking, zapatos lustrados y dedos recorriendo el marfil. Li Yundi tenía entonces 18 años. El joven prodigio nacido en Chongqing, al sur de China, conmovió al mundo del piano al ganar el prestigioso premio de Varsovia. Eso fue hace 21 años.

Hoy, la música no es la misma. Como siempre, la seguridad pública jugó primero a las adivinanzas. Al principio, la policía se contentó con publicar una foto de un teclado en su cuenta de Weibo con la leyenda: "El mundo no es blanco y negro, nunca cometas errores [...] Es mejor pasar desapercibido".

Una campaña de "rectificación"

Fue la prensa estatal, incluido el Diario del Pueblo, la que confirmó la detención de Li el lunes 18 de octubre en compañía de una mujer de 29 años. Estar en relación con una presunta prostituta podría suspender o incluso destruir la carrera del artista.

Después del mundo del cine, ahora son la música y el espectáculo los que están en el punto de mira de la campaña de "rectificación" que exige un "comportamiento ejemplar" a los famosos. El verano pasado, el cantante de pop Kris Wu fue detenido y acusado de violación. Desde entonces está en prisión preventiva.


Comentarios