Escucha esta nota aquí

El rodeo es el gran deporte nacional en Chile después del fútbol y, antes de la pandemia, reunía a cientos de miles de espectadores cada año. Un deporte que se practica particularmente durante la fiesta nacional chilena, que tuvo lugar este domingo. Pero esta práctica suscita cada vez más debate porque asociaciones de defensa de los animales consideran que se trata de maltrato.

Con nuestra corresponsal en Santiago de Chile, Justine Fontaine.

Espero que éste sea el último año de este maltrato animal que se llama rodeo”, dijo la semana pasada, en una entrevista, uno de los favoritos a las elecciones presidenciales de noviembre, el antiguo líder estudiantil de izquierda Gabriel Boric.

En el lado opuesto del tablero político, el candidato de extrema derecha, José Antonio Kast, apareció durante la campaña entrenándose para participar en el rodeo.

Contrariamente al de Estados Unidos, en Chile el rodeo consiste en que una pareja de jinetes debe arrear y atajar un novillo tres veces seguidas sobre dos quinchas acolchadas.

Si bien es un deporte tradicional muy popular en las zonas rurales, cada vez hay más gente que se moviliza contra esta práctica, 180.000 personas han firmado una petición para prohibir el rodeo y ya se han presentado dos propuestas de ley en este sentido, una del partido de izquierdas y otra de los ecologistas.

Esperando a que haya cambios en la ley, los defensores de los animales no se limitan a las peticiones. Hace dos años, varios estadios de rodeo fueron el blanco de incendios voluntarios unos días antes de la fiesta nacional. También se encontraron mensajes que pedían “justicia para los animales”.


Comentarios