Escucha esta nota aquí

Francia anuncia un subsidio de 100 euros para quienes ganen menos de 2.000 euros netos al mes y un congelamiento del precio del gas durante todo 2022 para contrarrestar el aumento de la energía.

Los franceses que ganen menos de 2.000 euros netos al mes se beneficiarán de una ayuda de 100 euros a partir de diciembre para compensar el encarecimiento del combustible, anunció el jueves el primer ministro, Jean Castex.

Este cheque único, equivalente a unos 115 dólares y que se destinará a personas con empleo, a desempleados que buscan trabajo y a jubilados, es la solución "más justa y más eficaz", anunció Castex en el informativo de la cadena privada TF1.

Aunque el dispositivo preciso se desvelará en los próximos días, el jefe del gobierno avanzó que los 38 millones de beneficiarios de esta "indemnización inflación" no deberán realizar trámites, sino que el pago será "automático".

El ejecutivo francés buscaba desde hacía días una "medida simple, justa y eficaz" para proteger el poder adquisitivo, ante una situación que podía representar una bomba de relojería a seis meses de la elección presidencial.

El primer mandato del presidente francés, el liberal Emmanuel Macron, ha estado marcado por la crisis de los "chalecos amarillos", que comenzó contra un alza de los precios de los combustibles a finales de 2018 y continuó durante parte de 2019.

Los combustibles aumentaron la semana pasada 2 céntimos, hasta niveles históricamente altos de 1,56 euros el litro para el gasóleo de medio y 1,62 euros para la gasolina sin plomo, con hasta un 10% de etanol (SP95-E10).

Y todo ello en un contexto de aumento de precios del gas y de la electricidad, que obligó al gobierno de unas de las principales economías mundiales a anunciar un "escudo" energético a finales de septiembre para frenar las alzas.

El precio del gas permanecerá bloqueado "a lo largo del año 2022", precisó este jueves Castex, al explicar que, según los expertos, la bajada de los precios "será más lenta" de lo previsto.


Comentarios