Escucha esta nota aquí

El presidente peruano Pedro Castillo presentó este jueves la composición de su gabinete de Gobierno. La juramentación de los nuevos ministros vino acompañada de bajas y polémica en torno a la figura del jefe de gobierno designado, el controvertido Guido Bellido.

Con un retraso de casi tres horas, al borde de la medianoche del jueves 29 de julio, juramentó el primer gabinete ministerial de Pedro Castillo. Pero el estratégico Ministerio de Economía y el de Justicia quedaron sin nombramientos.

La demora y los dos ministerios vacantes son consecuencia de la primera crisis del gobierno recién estrenado, producida por la sorpresiva designación como jefe del gabinete ministerial del congresista Guido Bellido, dirigente del partido oficialista Perú Libre.

El nombramiento de Bellido fue muy cuestionado por la derecha, que lo acusa de radical. Sus expresiones homofóbicas y machistas en redes sociales han suscitado rechazo también. Además, medios peruanos afirman que Bellido está bajo una investigación de la fiscalía por el posible delito de "apología al terrorismo".

Un gabinete de izquierda radical

"El nombramiento de Guido Bellido es una sorpresa porque es un hombre de la izquierda radical, no viene de Lima. El mensaje del presidente Castillo es decir que quiere personas de Perú Libre, de la izquierda radical y de las regiones. Bellido viene de Cusco", observa Lissell Quiroz, doctora en historia y profesora de estudios latinoamericanos de la Universidad de Cergy Pontoise en Francia.

"Bellido defiende la revolución cubana. Se le reprocha también no tener apertura hacia las tématicas de género y de los derechos sexuales", agregó Quiroz, en entrevista con RFI.

Lissell Quiroz analiza el nuevo gabinete presentado por el presidente peruano Pedro Castillo:

Francke dio marcha atrás

El economista Pedro Francke, ligado a la centroizquierda y principal asesor económico de Castillo, se bajó del ministerio de Economía en el último momento luego de la designación de Bellido. Eso dejó instalada una gran incertidumbre.

En Relaciones Exteriores fue designado el sociólogo Héctor Béjar, guerrillero en los años sesenta y hoy, a los 85 años, un reconocido intelectual. Apostaría por la integración regional y un acercamiento a gobiernos progresistas.

► Lea y escuche también: 'Hay dudas sobre cuál camino tomará Pedro Castillo en Perú', comenta analista

La vicepresidenta Dina Boluarte ocupará el Ministerio de Inclusión y Desarrollo Social. Es un gabinete con solo dos mujeres de diecisiete ministros ya nombrados y con muchos rostros desconocidos.    

El gabinete tendrá luego que ser ratificado por un voto de confianza del Congreso peruano. Con lo cual, la académica Lissell Quiroz sugiere que el perfil radical del gabinete podría ser una apuesta para responder a la base partidista que llevó a Pedro Castillo a la presidencia. "Y así conservar un margen de negociación si este gabinete no fuera ratificado", apuntó.

Comentarios