Escucha esta nota aquí

El presunto autor del sangriento ataque con arco, que dejó cinco muertos en la ciudad de Kongsberg (sureste) el miércoles, se había convertido al islam y la policía estuvo en contacto con él en el pasado "por miedo a que se radicalizara", informaron los investigadores el jueves.

La policía noruega presentó el jueves al presunto autor de un ataque con arco en el que murieron cinco personas la víspera en Kongsberg (sureste) como un danés de 37 años convertido al Islam, con el que habían estado en contacto en el pasado por "temor a la radicalización".

"Hubo temores relacionados con una radicalización" del individuo, declaró un responsable de la policía noruega, Ole Bredrup Saeverud, durante una rueda de prensa. Esos temores, que llevaron a las autoridades a vigilarlo, se remontan a 2020 y antes, precisó.

"No teníamos un informe sobre él en 2021, sino antes", explicó el policía.

Cinco personas murieron y otras dos resultaron heridas en el atentado, que conmocionó al pacífico reino escandinavo, que ya ha sufrido dos atentados de extrema derecha en la última década.

La policía ya había dicho que el sospechoso, que fue detenido poco después del incidente en torno a las 18.45 hora local (16.45 GMT) del miércoles por la noche, era un residente de Kongsberg, una pequeña ciudad de unos 25.000 habitantes situada a unos 80 kilómetros al oeste de Oslo.

 De nacionalidad danesa, utilizó un arco y una flecha para disparar a sus víctimas, aunque la policía también mencionó otras armas.

El hombre armado con un arco y una flecha se abrió paso a través de un concurrido barrio de viviendas, tiendas y un campus universitario en sólo 20 minutos, para cuando fue detenido por la policía, cuenta el corresponsal regional de RFI Frederic Faux.

"Estamos investigando para confirmar que el hombre actuaba solo, no tenemos información de lo contrario, pero seguimos investigando para estar completamente seguros", añadió Bredrup Saeverud.

Aunque se mantiene la cautela sobre los posibles motivos de este último episodio sangriento, la policía no había descartado un acto terrorista en la noche del miércoles.

Comentarios