Escucha esta nota aquí

La red social Facebook, ahora llamada Meta, desactivará varios criterios que permiten personalizar los anuncios a los usuarios. La dirección de la empresa dice querer evitar que las características de etnia, opinión política u orientación sexual de los usuarios sean utilizadas para promover contenidos abusivos.

Los usuarios de Facebook, Instagram y Messenger pronto ya no podrán ser dirigidos a anuncios basados en su interés en ciertos temas delicados, como la orientación sexual y la afiliación política. Esta decisión de la casa matriz Meta significa un cambio importante para la principal red social que genera cada año decenas de miles de millones de dólares de ingresos publicitarios.

"Queremos satisfacer mejor las expectativas cambiantes de la gente sobre los métodos de los anunciantes", explicó el martes Graham Mudd, vicepresidente de publicidad de Facebook, cuya matriz ahora es "Meta".

La compañía ingresó 84.000 millones de dólares en 2020, principalmente por publicidad. A los anunciantes les atrae poder dirigirse a los consumidores de forma muy precisa y a gran escala a través de miles de categorías de interés y los datos personales de los usuarios.

A partir del 19 de enero, se eliminarán las categorías relacionadas con orientación sexual, salud, etnia, religión y afiliación política. Meta precisó que ya se permite a los usuarios bloquear las publicidades relacionadas con la política, el alcohol, y que eliminará los anuncios de juegos de apuestas y de productos para perder peso, el año próximo.

La decisión pretende evitar que las organizaciones usen estas categorías para alentar a usuarios a tener conductas perjudiciales o peligrosas, y se basa en comentarios de expertos en derechos civiles y legisladores, según explicó Mudd.

Previo al asalto al Capitolio en enero, el sitio del Proyecto de Transparencia Tecnológica denunció anuncios para chalecos antibalas y armas de fuego dirigidos a miembros de grupos de extrema derecha en Washington.

Autoridades de vivienda de Estados Unidos también demandaron a Facebook en 2019 por permitir anuncios inmobiliarios que "excluyen a personas de color, familias con niños, mujeres y personas con discapacidades".

Los anunciantes pueden utilizar otras herramientas para segmentar como la geolocalización, por ejemplo, y la plataforma ahora ofrece a los usuarios más control sobre el tipo y la cantidad de anuncios que quieren ver.

Comentarios