Escucha esta nota aquí

Por RFI

El "ilectronismo" es la transposición del concepto de analfabetismo al ámbito digital, y hoy afecta a 13 millones de personas en Francia. La crisis sanitaria de la Covid-19 acentuó en gran medida esta brecha digital dentro de la población mayor.

Los estudios dedicados al tema del "ilectronismo" muestran que Francia no es buena alumna. Aunque el país galo presume de que el 90% de sus ciudadanos posee al menos una computadora, un smartphone o una tableta, casi 13 millones de personas renunciaron a conectarse en 2020.

El fenómeno de los "abandonistas", es decir, todos aquellos que abandonan por completo la red, está ganando terreno con la crisis de la Covid-19: casi uno de cada cinco adultos no utiliza ninguna herramienta digital o abandona ante las dificultades.

Esta brecha digital silenciosa parece afectar especialmente a las personas mayores. Más del 53% de las personas de 75 años o más no disponen de equipos conectados, y más del 64% no han utilizado nunca internet en el último año, según estudios realizados por asociaciones, empresas o instituciones.

Necesidad de apoyo

Laurent Levasseur, director de Bluelinea, empresa especializada en soluciones digitales para personas mayores, explica a RFI que "el ilectronismo que padecen la mayoría de nuestros mayores es también un espejo de lo que podemos experimentar en el mundo real, es decir, el aislamiento de las personas mayores, ya sea en el seno de su familia, pero también, más sencillamente, geográficamente, cuando se encuentran solas en casa".

"Muchos departamentos, grandes empresas, institutos y fundaciones han puesto a disposición miles de tabletas para que los mayores puedan estar conectados. Estos dispositivos funcionaban muy bien en las residencias de ancianos, porque había personal en el lugar que aseguraba estas conexiones digitales, pero para las personas en casa era más complicado", prosigue.

"Actualmente, podemos considerar que en Francia el tema del ilectronismo se toma mucho más en serio en comparación con otros países europeos, pero también podemos ver que no basta con proporcionar un equipo y una conexión a internet a las personas mayores para que sepan utilizarlo, el apoyo a las herramientas digitales es el nuevo reto del ilectronismo", afirma Levasseur a modo de conclusión.

Pero a veces, la edad no es un factor determinante. Los jóvenes también pueden verse afectados por el ilectronismo, ya que el 12% de ellos dice sentirse incómodo con las herramientas digitales, según la mayoría de los estudios. Se encuentran indefensos en cuanto el uso de la tecnología digital se vuelve menos divertido, o completamente aislados cuando falla la conexión.


Comentarios