Escucha esta nota aquí

Los científicos la están estudiando desde hace escasos cuatro días la nueva variante Ómicron. Pero sí se sabe lo que ha pasado con las otras cuatro variantes clasificadas preocupantes por la OMS: cada una ha tenido una suerte distinta. Solamente el tiempo nos dirá el futuro de Ómicron. 

Alpha, Beta, Gama, Delta… de las cuatro variantes preocupantes de la OMS, antes de Ómicron, solo dos han logrado imponerse: Alpha y, sobre todo, Delta. Esta última es cinco veces más contagiosa que virus inicial. Se teme que Ómicron pueda ser más contagiosa que Delta.

Pero esto no quiere decir que vaya a reemplazarla. Solo el tiempo dirá "si la adaptación de Ómicron a la especie humana es neutra, menos peligrosa o más peligrosa", explicaron investigadores del hospital Bambino Gesù de Roma que lograron la primera imagen de la nueva variante. 

Ómicron supone un "riesgo muy alto" en todo el mundo, advirtió este lunes 29 de noviembre la OMS, al tiempo que subrayó las numerosas incertidumbres que aún rodean la peligrosidad y transmisibilidad de la variante. 

"Hasta la fecha, no se ha informado de ninguna muerte asociada a la variante Ómicron", dijo la organización en un documento técnico, en el que también daba consejos a las autoridades sobre cómo contener la propagación de la nueva variante. Ómicron presenta en todo caso un riesgo alto de reinfección, según la OMS. 

Más mutaciones que Delta

También preocupa su elevado y poco habitual número de mutaciones. Son medio centenar, 30 de ellas en la proteína de la espícula, clave en la entrada del virus en el organismo. Las mutaciones de Delta en la espícula no superan, en cambio, la decena. 

"Los científicos han reaccionado con mayor rapidez a Ómicron que a cualquiera otra variante", subraya el New York Times. 

Desde Delta ninguna variante había desatado tanta inquietud en la comunidad científica, pero también en las autoridades del mundo entero

Comentarios