Escucha esta nota aquí

Francia anunció este jueves que los viajes no esenciales desde o hacia el Reino Unido estarán prohibidos a partir del sábado debido a la "rápida" propagación de la variante ómicron del covid-19 al otro lado del Canal de la Mancha.

"Ante la rapidísima propagación de la variante ómicron en el Reino Unido, el Gobierno ha optado por restablecer las razones imperativas para viajar hacia y desde el Reino Unido, y reforzar la exigencia de pruebas a la salida y a la llegada", anunció el gobierno francés este jueves.

A partir de las 00:00 horas del sábado, todas las personas vacunadas y no vacunadas, excepto los ciudadanos franceses, tendrán que tener una razón de peso para viajar al Reino Unido o desde él.

"Todo lo que sea turismo, viajes de negocios de personas que no tengan la nacionalidad francesa o europea, que no residan en Francia, se verá limitado", dijo el portavoz del gobierno Gabriel Attal en BFM TV.

Una prueba obligatoria de menos de 24 horas

Las personas vacunadas tendrán que presentar una prueba negativa, de PCR o antigénica, de menos de 24 horas, como ya era el caso con las no vacunadas.

Por último, "las personas que lleguen a nuestro suelo desde el Reino Unido tendrán que aislarse en un lugar de su elección durante siete días, controlado por las fuerzas de seguridad, pero el aislamiento podrá levantarse al cabo de 48 horas si la prueba es negativa una vez que lleguen a Francia", añadió Gabriel Attal.

Este marco, dijo, permitirá "estrechar la red para frenar la llegada de casos de la variante ómicron a nuestro suelo".

Según el portavoz del ejecutivo, Francia ha detectado hasta ahora 240 casos de la variante ómicron, pero la cifra es probablemente mucho mayor.

"Nuestra lógica es retrasar al máximo el desarrollo de la variante ómicron en nuestro territorio (...) porque el refuerzo de la vacunación tiene eficacia sobre la variante", explicó Gabriel Attal.

Por ello, el Gobierno pide a los viajeros que tenían previsto ir al Reino Unido que pospongan su viaje.

Comentarios