Escucha esta nota aquí

En momentos en que casi el 84% de los italianos mayores de 12 años han recibido dos dosis de la vacuna Covid-19, la policía ha hecho allanamientos en los domicilios de los activistas extremistas antivacunas y opositores al certificado sanitario.

Con Anne Le Nir, corresponsal de RFI en Roma

Los activistas antivacunas extremistas están acusados de utilizar un grupo de discusión en línea para provocar ataques contra funcionarios, científicos y periodistas que apoyan el certificado sanitario. Este documento es obligatorio para muchas actividades y en todos los centros de trabajo desde mediados de octubre.

Los allanamientos en 16 ciudades, entre ellas Turín, donde se inició la investigación judicial, Trieste, Milán y Roma, se dirigieron a una veintena de participantes en el grupo de discusión de Telegram "¡Basta Dittatura! (¡Basta de dictadura!).

"¡Vamos a colgarlos!"

Este grupo, seguido por decenas de miles de personas que se oponen al certificado sanitario, se caracteriza por la permanente incitación al odio y al crimen. Así lo demuestran los mensajes dirigidos a políticos, virólogos y periodistas: "colguémoslos", "disparémosles en las piernas", "desfigurémoslos".

La policía ha secuestrado muchos cuchillos y una lata de ácido. Pero el gobierno no tiene intención de retroceder ante las amenazas. Por el contrario, prevé reducir la validez de la tarjeta sanitaria de 12 a 9 meses para quienes hayan recibido dos dosis de la vacuna contra el Covid-19. Y entregar el pase sanitario durante sólo 24 horas, en lugar de 48, a quienes presenten una prueba antigénica negativa.

Comentarios