Escucha esta nota aquí

A menos de 24 horas de las elecciones presidenciales, legislativas, senatoriales y regionales, RFI recogió testimonios de chilenas y chilenos de varias tendencias políticas. Mientras en ciertos sectores las esperanzas expresadas durante el estallido social de 2019 permanecen intactas, otros electores temen la llegada al poder de una nueva izquierda.

Casi 15 millones de chilenos están convocados a votar este domingo para suceder al presidente Sebastián Piñera.

Odette, jubilada, en Santiago de Chile, pide pensiones más dignas:

“Voy a votar por Gabriel Boric (candidato de la nueva izquierda) porque es la alternativa que responde al estallido social (de 2009) y esperemos que dé respuestas a las necesidades más profundas. En nuestro caso serían pensiones dignas. Yo trabajé 35 años de profesora y la jubilación es una vergüenza. Si me hubiera jubilados el ano que me correspondía, iba a sacar unos 300 dólares mensuales. Y solo de seguro médico pago 120 dólares, casi la mitad de la pensión.

Pensiones y educación también: no pudimos pagarles toda la carrera a nuestros dos hijos. Le pagamos la mitad y ya están endeudados en la mitad de su carrera. La salud también: yo sin estar trabajando sigo pagando un sistema privado por me aterra ir al sistema público porque las respuestas son tardías. No debería ser. Deberíamos tener un acceso seguro a la salud pública”.

 

Juan Sutil, presidente de la Confederación de Producción y Comercio de Chile, ¿derecha o derecha radical?

“En el caso del candidato (José Antonio) Kast, sin duda es un candidato que se representa más bien con la libertad, el emprendimiento, el orden o la seguridad que el país que hoy día requiere. Estamos en momentos bastantes convulsionados en Chile: tuvimos un estallido social y tuvimos un problema severo en la Araucanía y que requiere de enfrentar no solo con dialogo sino también con seguridad. En el caso del centro derecho, si pasara Sebastián Sichel, necesita los apoyos de los adherentes de Kast y viceversa, y en este aspecto se tienen que refundir esos programas. En el caso del candidato Boric, él tiene como socios principales de su coalición el partido comunista, distinto a un partido comunista europeo. Y en su programa, vemos un discurso que no se condice con una mirada del desarrollo del futuro”.

 

Simón, estudiante, sigue manifestándose todos los viernes en el epicentro de la revuelta del 2019:

“Yo como estudiante, me salté los torniquetes del metro contra el alza de 30 pesos del precio del ticket. Y ahora sigo viniendo todos los viernes a la Plaza Italia o Plaza Dignidad porque salen aún más razones. Todo partió por los 30 pesos y ahora se sabe que Karina Oliva* se robó ciento de millones porque da sobreprecios sobre boletas. Nos damos que Kast es un fascista que no respeta la sociedad. El estallido de 2019 aun no da frutos. No hay opción más que ir a protestar. Este domingo, creo que voy a votar nulo. Ningún candidato está la altura de poder llevar al país para lo que queremos.”

*La fiscalía chilena investiga a la candidata de izquierda Karina Oliva por el presunto delito de fraude de subvenciones en la declaración de gastos de su campaña electoral para gobernadora metropolitana.

Juana, jubilada, habitante de Puente Alto: “Lo de Pinochet no fue una dictadura”.

“Yo estoy apoyando a José Antonio Kast por el tema valórico. A lo que yo temo es este adoctrinamiento de todas estas ideologías que nos quieren imponer: el feminismo, el “lobby gay”, el aborto, la eutanasia, todas estas ideologías que van en contra de la naturaleza. Y fue uno de los primeros candidatos que pudo destacar el problema que había en la Araucanía cuando nadie pescaba este problema. Las demandas del pueblo mapuche es un tema, pero el tema terrorista y del terrorismo en ese sector es otra. Y él ha sido el único que ha levantado la voz al respecto.”

“Se ha politizado tanto el tema del… ¿Cómo se llama esto… lo de Pinochet? ¡La ‘dictadura’ que le dicen, que se yo! Creo que es un aprovechamiento decir eso. No fue una dictadura. Fue un gobierno autoritario como dice José Antonio Kast. Nosotros vivimos esa lucha, esa matanza entre los comunistas y los que defendían la patria”.

Rudy Maripán y Adela González, empleadas en una empresa que presta servicios para la minería:

Adela González: “El sistema de Administración de Fondos de Pensiones (AFP, sistema privado y obligatorio, instaurado durante la dictadura de Pinochet), es pésimo. Estamos toda una vida entregando una parte de nuestro sueldo para que otros trabajen con el dinero, tengan ganancias y nosotros tengamos pensiones que son de verdad miserables.”

Rudy Maripán: “Le tengo más fe a la Convención constitucional para revertir la desigualdad, y en paralelo seguir peleando para el tema de las pensiones. He salido a marchar. No todas las veces. Pero si marché en las dos marchas multitudinarias de Santiago, con mis papás y mis hijos para marcar presencia.

No creo que ninguno de los candidatos a la presidencia nos dé garantías, porque toda la política chilena tiene intereses dentro de la economía. Son todos primos, amigos, conocidos y hermanos de la gente que maneja el poder económico en Chile. Lo que me hace inclinarnos más por Boric es su consciencia social.”   

 

Wladimir Castillo, vecino de Lo Espejo y presidente de un club social y deportivo infantil:

“Vivo en una comuna donde los vecinos son muy solidarios pero muy pobre. Tenemos muchas falencias, diferentes basurales, parques abandonados. Falta trabajo social, tenemos muchos adultos mayores que están botados, no tienen lo suficiente para vivir. Tenemos personas en situación de calle. Tenemos mucha delincuencia y una dotación de solo 7 carabineros. Si uno acude a Carabineros, la policía no llega”.

“El estallido social fue muy crítico: mucha gente quedó sin su fuente de trabajo. Mucha gente acudió al comedor solidario. Aquí, también, mucha gente fue a las marchas de la Plaza Dignidad por la desigualdad, la falta de servicios públicos y por eso mismo la gente salió a protestar. Necesitamos una salud digna. Había tiempo que ni teníamos ni paracetamol en el consultorio”.

 

Nicolás Huerta, integrante de la campana del partido UDI (derecha), que respalda a Sebastian Sichel, candidato de la derecha oficialista:

“El foco de la campaña de la UDI es el tema de la seguridad, el orden, sobre todo en estos tiempos violentos en algunos sectores. Hago campaña por el diputado Jorge Allessandri, candidato a diputado por Santiago donde ocurre el epicentro de los hechos violentos, y ha estado muy cercano a los vecinos del sector. Se olvida un poco que todas las manifestaciones, incendios, rupturas de metro, los sufrieron día a día los vecinos del sector. Han quemado iglesias, hay un olvido total de la institucional, la policía se ve constantemente violentados.”

 

Sofia Purrán, del colectivo Asamblea de familiares, y madre de Matías Fuentes, ex preso de las revueltas:

“Mi hijo estuvo 1 año y 1 mes preso en la cárcel Santiago 1 y cuando llegamos a juicio oral, mi hijo salió absuelto de su acusación de lanzar una bomba molotov. Lo que pregunto a los candidatos es: ¿Cuántos Matías más hay adentro? Hay madres que han pasado dos navidades sin su hijo. Ninguno de los chiquillos tiene antecedentes. Están acusados de saqueo, de la huelga de hambre, de hacer barricadas durante el estallido social. Nuestros cabros (hijos) llevan dos años presos. Tenemos 1050 jóvenes catastrados en todo el país, en esta situación. En este país, sin justicia no puede haber paz. Con todo el daño que hicieron los carabineros, la mayoría está en arresto domiciliario”.

Ítalo Omegna, vendedor de literatura liberal en el mitin de José Antonio Kast:

“Si bien José Antonio Kast es un candidato que se acerca más a la derecha conservadora, es una derecha que defiende ciertos principios liberales, que fueron los instaurados durante el régimen de Pinochet, son de libertades plenas, libertad económica etc., la libertad de las personas de relacionarse, por ejemplo. Si bien él (Kast) es conservador, el discurso de izquierda está tan radicalizado, habla de un intervencionismo total, un socialismo duro, los seguidores de Kast tienen más ideas que se asemejan al respeto a los derechos fundamentales, la libertad, la vida, la propiedad privada.”


Comentarios