Escucha esta nota aquí

Por RFI

Las dos Coreas restablecieron este martes su línea transfronteriza tras 13 meses de interrupción. Funcionarios de Seúl y Pyongyang volvieron a intercambiar comunicaciones. Hace más de un año, el Norte rompió unilateralmente el canal directo y acusó al gobierno surcoreano de permitir actos de militancia en su contra.

Seúl y Pyongyang reabrieron este martes 27 de julio el canal de comunicaciones directas que habían roto en junio de 2020. Tras un espectacular acercamiento diplomático entre las dos Coreas en 2018, año en el que el presidente surcoreano Moon Jae-in y el líder del Norte, Kim Jong-un, se reunieron en tres ocasiones, el diálogo se volvió a romper por completo cuando fracasó la cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte.

Esta vez, a través de una serie de cartas personales entre los dos dirigentes Moon y Kim desde abril, se empezó a planear el restablecimiento del enlace transfronterizo. A partir de este martes, las dos Coreas reanudarán las llamadas telefónicas dos veces al día.

Sanciones internacionales, escasez de alimentos y Covid-19

La Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA) dijo que la restauración tendrá "efectos positivos en la mejora y el desarrollo de las relaciones Norte-Sur". En realidad, la línea de comunicación no se había roto físicamente, sino que Pyongyang simplemente había dejado de contestar el teléfono cuando Seúl llamaba.

En ese momento, Kim argumentó que activistas habían enviado propaganda contra su Gobierno desde Corea del Sur y que el Ejecutivo de Moon no había hecho lo suficiente para impedirlo.

Esta reconexión ocurre mientras que Corea del Norte, sometida a sanciones internacionales por sus programas nuclear y balístico, se enfrenta a una grave escasez de alimentos y además lucha por evitar la epidemia de Covid-19 en su territorio.

Comentarios