Escucha esta nota aquí

Turistas extranjeros comenzaron a llegar este lunes a Bangkok y la isla de Phuket ante la reapertura de la industria turística de Tailandia, después de 18 meses de restricciones por el covid-19.

Tailandia vuelve a ser un país turístico. Desde este lunes, los viajeros vacunados contra el Covid-19 pueden entrar sin problema desde 63 naciones seleccionadas. Se acabó la cuarentena obligatoria en costosos hoteles. 

Para ello, solamente es necesario someterse a dos test PCR. Además, se necesita una reserva hotelera de una noche en un hotel seleccionado. Luego, los turistas pueden moverse libremente por el país. 

Tailandia se convierte así en la primera nación del Sureste Asiático que apuesta por el regreso del turismo. Para protegerse médicamente, se ha vacunado al 70% de la población en ciudades como Bangkok, Phuket o Chiang Mai. 

En total, este lunes han aterrizado 3.000 viajeros en el aeropuerto de Suvarnabhumi, en Bangkok. La mayoría de ellos son europeos, ya que son quienes lo tienen más fácil para viajar y regresar a sus países sin cuarentena. 

Hasta ayer, Bangkok sufría un toque de queda y el consumo de alcohol estaba prohibido. Ahora queda ver si con la liberación de las medidas de seguridad los contagios no vuelven a subir. Estas semanas rondan los 8.000 casos confirmados a diario. 

Tailandia espera atraer viajeros que huyen del invierno boreal en diciembre, con varios países europeos y Estados Unidos en la lista de los aprobados.

El turismo representa cerca de un quinto de la economía tailandesa, y el impacto de la pandemia estremeció a varios sectores, como restaurantes y transporte.

Las autoridades esperan que de 10 a 15 millones de visitantes regresen el próximo año, aportando ingresos previstos en más de 30.000 millones de dólares.

Comentarios